Compartir
Publicidad

2009 Lincoln MKS, bonita berlina para el mercado americano

2009 Lincoln MKS, bonita berlina para el mercado americano
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el salón de Los Ángeles se estrena el 2009 Lincoln MKS, la apuesta de la filiar de Ford Motor Co. en el segmente de los Full-Size Luxury Sedan, como los conocemos en Europa, las berlinas de representación o de gama media-alta.

Con un diseño típicamente americano, el Lincoln MKS pretende atraer a la marca tanto a los potenciales clientes de este coche (hombre de mediana edad) como a los más jóvenes, gracias a sus líneas que emanan elegancia sin convertirlo en un coche de viejos.

Una vez puesto en el mercado, y pasado casi un año de su comercialización, Con su presentación, se convertirá en el primer vehículo de FoMoCo en contar con la tecnología TwinForce, presentada en Detroit junto al Lincoln MKR Concept. Básicamente, lo que buscan con este propulsor es mezclar los consumos de un V6 con las prestaciones de un V8.

Para su lanzamiento estrena Se trata de un motor V6 3.7 con cuatro válvulas por cilindro, diseñado para rendir óptimamente a altas revoluciones, que sobrealimentado por dos turbos, eroga una cifra de 260 CV y entrega un par máximo de 359 Nm. En vistas de su cilindrada, se antoja una potencia baja, pero supongo que gracias a eso su durabilidad se verá incrementada.

Va asociado a la caja de cambios automática de seis velocidades SelectShift, que gracias a los cambios más rápidos entre relaciones, consigue una rebaja significativa del consumo, así como un mejor aprovechamiento del par motor en aceleraciones. Cuenta también con la opción de convertirse en un cambio manual.

Otro de sus detalles es la opción de incluir un sistema de tracción total, capaz de repartir el par a las ruedas hasta el 100% en uno de los ejes, indistintamente de si es el delantero o el trasero. Combinado con el control de estabilidad Advance Trac (que se encarga de controlar las pérdidas de tracción y repartir el par entre las ruedas de un lado o el otro), le confiere una tracción garantizada en casi cualquier situación.

En el tema de tecnología, viene equipado con lo típico, como son los sensores de aparcamiento, el sensor de lluvia, faros HID adaptativos. Pero hay otras tecnologías curiosas, como el sistema de apertura de las puertas instalado en el pilar B (ver foto), que se activa al detectar el calor de las pulsaciones y en el que hay que marcar un código de cinco cifras para abrir la puerta.

Además cuenta con Adaptative Cruise Control, sistema de audio THX 5.1 (sí, como los cines), el sistema de comunicaciones de Ford Sync y el arranque por botón.

En definitiva, un bonito coche para el mercado americano, con unos interiores muy cuidados y que invitan a disfrutar de las kilométricas Highways americanas; y que pasará a convertirse en el buque insignia de Lincoln en la búsqueda de su resurgimiento en el mercado americano. Si siguen por esta línea, diría que van por el buen camino.

Fuente | Lincoln

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio