Compartir
Publicidad
Publicidad

Audi Braking Guard

Audi Braking Guard
Guardar
20 Comentarios
Publicidad

Según investigaciones del fabricante alemán, el 70% de las colisiones por alcance se deben por distracción o cansancio del conductor. Independientemente del control de crucero activo (AAC), que mantiene velocidad y distancia de seguridad, el Braking Guard reduce las posibilidades de dar a otro vehículo por detrás.

El AAC funciona entre 30 y 200 Km/h, y el conductor elige si desea un programa más confortable o más deportivo, la frenada automática no supera los 3 m/s2 de deceleración a más de 50 Km/h. ¿Qué pasa cuando esa frenada no es suficiente? Ahí entra en acción el Braking Guard.

Audi Braking Guard

Un radar vigila un campo de 8º y 180 metros delante del coche. Si se detecta un obstáculo contra el que se puede colisionar, recibimos dos advertencias. En primer lugar, el tablero de instrumentos nos manda un aviso para que actuemos sobre el freno, pero si el conductor no reacciona, el coche frena sólo 0,5 segundos pero muy fuerte. La velocidad baja sólo 5 Km/h pero “espabila que no veas”.

Los ingenieros de Audi y la Universidad de las Fuerzas Armadas Federales de Munich pensaron que era el sistema más eficaz, el conductor ya alertado, frenaría con la ayuda electrónica a la máxima potencia. Si la colisión no se evita, se reducirán mucho sus consecuencias. Esta segunda alerta permitiría ahorrar 100 y 200 milisegundos de tiempo, y eso a 130 Km/h son 7 metros.

El Braking Guard se ofrece en las gamas A4, A4 Avant, A6, A8, Q5 y Q7. Ojalá en pocos años esta tecnología sea de serie y obligatoria, no sólo reduciría las colisiones por alcance en autopista, también ayudaría a erradicar a esos tocapelotas imprudentes que se pegan a tu paragolpes para que les dejes pasar. De momento, Audi te permite desconectar el AAC o el Braking Guard, quitar ambos o funcionar con ambos.

Fuente | Audi

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos