Sigue a

Tranquilos, no me he hecho un esguince en los dedos para escribir eso que hay en el título. Así es como han bautizado sus creadores a esta réplica del Ferrari 250 GTO montada sobre la base de un Datsun. No especifican sobre que modelo, pero diría que se hecho sobre un Datsun 240Z.

Por cierto, es una lástima que para este vídeo hayan elegido como banda sonora que será familiar a los adictos a CSI, el Won’t Get Fooled Again de The Who. Hubiese sido mejor dejar el sonido de su motor para comprobar que han reproducido de igual forma el sonido de este V12 3.0 tan mítico. O lo mismo no lo han conseguido y es una forma de ocultarlo.

Vía | Busca Tuning

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios