Síguenos

Podium de constructores mundiales

El podio de los fabricantes mundiales vuelve a cambiar una vez más. En el primer trimestre de año, Toyota ha vendido 2,49 millones de vehículos (+18%), General Motors 2,28 millones y Volkswagen 2,16 millones, incluyendo todas las marcas de los respectivos imperios automovilísticos.

Los japoneses se recuperan así del mazazo que les dio la naturaleza el 11 de marzo de 2011, que afectó no solo a su producción de vehículos, también a la cadena logística, que tuvo consecuencias también a sus operaciones en Norteamérica y Europa. Recuperan pues el primer puesto en solo un año.

En 2007, primer trimestre, Toyota superó a la todopoderosa General Motors, pero al finalizar el año casi empataron, Detroit ganó la partida por unos miles de unidades. En 2008 Toyota volvió a ganar en el primer trimestre, y al acabar el ejercicio completo, arrebató a General Motors el trono después de varias décadas de liderazgo indiscutible.

Toyota Camry

Una interesante competición desde 2007

A decir verdad, 2008 no fue un buen año para General Motors, ya que la subida de los precios del barril de petróleo impactó seriamente en sus ventas domésticas (EEUU), al no haberse preocupado tanto por la eficiencia como sus competidores asiáticos (Toyota e Hyundai fundamentalmente). En 2009 General Motors fue rescatada por el Gobierno de Estados Unidos junto a Chrysler.

Toyota mantuvo el liderazgo hasta el año pasado, cuando lo cedió a General Motors por causas externas en el segundo trimestre. Es más, Volkswagen se encaramó al segundo puesto por el mismo motivo, y ahora han vuelto a la tercera posición, ganada en 2008 también. Ojito con VAG, que para 2018 aspira a ser número 1.

Los japoneses están dejando atrás no solamente el desastre natural, sino el problemón de imagen que vino a raíz del Caso Pedalgate y las masivas llamadas a revisión por diferentes motivos a lo largo del globo, pero fundamentalmente en Estados Unidos. Ahora han ampliado gama y el consumidor vuelve a confiar más en ellos.

Volkswagen Jetta Hybrid

Solo en Estados Unidos, Toyota ha crecido un 12% desde 2011, por encima del 10% de media de la industria. Además de la regenerada confianza del consumidor, llegan más coches, hay más modelos para elegir (como el nuevo Camry). Aspiran a vender +26% en ese país en todo el año, +6,2% en Japón, +34% en el resto Asia y +10% en Europa.

Es más, en cuanto a beneficios, este año quieren establecer un récord: más del doble del máximo de los últimos cinco años ó 760.000 millones de yenes (+168%). Eso contrasta con el 30,5% de beneficio perdido en 2011 por culpa del terremoto y el tsunami de marzo del año pasado.

Por su parte, General Motors también se ha recuperado de las turbulencias financieras tras el final de la intervención del Gobierno, que evitó que GM fuese a la quiebra. Los contribuyentes de EEUU pagaron un alto precio a cambio, además de los accionistas de la vieja GM (doy fe de ello).

Chevrolet Cruze SW

Además, la marca Chevrolet ya es totalmente global y es de las marcas que más crece del planeta. Modelos como el Chevrolet Cruze han sido un éxito en múltiples mercados, incluyendo el de passenger cars (turismos) de Estados Unidos, y todo con motores de cuatro cilindros. En 2008 no tenían esa mentalidad.

Hyundai/Kia y Ford compiten por el cuarto puesto. Considerando los planes de expansión y de producto de los tres gigantes que lideran la clasificación a día de hoy, es muy aventurado hacer predicciones. Todavía está por ver si Toyota se corona de nuevo como primer constructor mundial en todo 2012, solo hay un trimestre consolidado.

En cuanto a Volkswagen, siguen sacando modelos y modelos en todas sus marcas, ampliando con mucha ambición sus catálogos. La lucha es prácticamente a muerte, ¿alguien quiere hacer apuestas para el ejercicio 2012? ¿Los japoneses se han recuperado del todo o es un espejismo puntual?

Fuente | Bloomberg, Automotive News, Expansión

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

36 comentarios