Compartir
Publicidad

Vídeo: un Tesla, dos deportivos, una moto, un Fórmula 1 y dos aviones se enfrentan en esta curiosa drag race

Vídeo: un Tesla, dos deportivos, una moto, un Fórmula 1 y dos aviones se enfrentan en esta curiosa drag race
42 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las carreras de aceleración siempre son muy apetecibles de ver y más si los contendientes son tan variopintos como los protagonistas de este vídeo: un Tesla Model S, una Kawasaki H2R (la única moto de serie actual sobrealimentada), un monoplaza de Fórmula 1 de la escudería Red Bull, un caza de combate, un jet privado y dos deportivos se enfrentan en un drag de lo más curioso.

Estamos acostumbrados a ver carreras de aceleración entre vehículos de lo mas llamativas o extrañas. Entre ellas podemos destacar este drag entre diez coches preparados por Levella o al Tesla Model 3 midiéndose en corto con un McLaren 720S. Pero sin duda, la que hoy nos ocupa se lleva la palma.

La prueba ha sido llevada a cabo en el aeropuerto de Estambul (Turquía), con los contendientes distribuidos en tres pistas: los aviones ocupan una cada uno, mientras que los deportivos, la superbike, el F1 y el Tesla se miden en corto en otra.

La drag race más extraña jamás grabada

Vídeo: un Tesla, dos deportivos, una moto, un Fórmula 1 y dos aviones se enfrentan en una curiosa drag race

En el vídeo, vemos que los aspirantes a ganar el drag no salen al mismo tiempo ni se alinean por igual en la salida, por lo que hay un poco de trampa, aunque claro, no acelera con la misma rapidez un jet privado que una moto de competición o un Fórmula 1.

Tampoco sorprende el resultado: la Kawasaki H2R, con Kenan Sofuoglu, multicampeón del mundo de Supersport, a sus mandos se impone al resto pero por poco, sacándole únicamente 0,04 segundos al segundo clasificado, el monoplaza de Red Bull.

El tercero en cruzar la meta es el caza, mientras que a los coches ni se les ve en la photo finish. Se puede pensar que el claro underdog es el Tesla Model S, aunque no se trata de la variante de calle, sino del Tesla Electric GT, una versión modificada para la competición sobre el P100D, capaz de acelerar en 2,4 segundos gracias a reducir su peso y a incrementar la potencia de su motor eléctrico hasta los 790 CV. Antes de conocer al ganador, ¿por cuál habrías apostado?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio