Compartir
Publicidad

Nada como un Bugatti Chiron para sacarse el carné de conducir y, si no, que se lo digan a este chaval de 17 años

Nada como un Bugatti Chiron para sacarse el carné de conducir y, si no, que se lo digan a este chaval de 17 años
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ser amigo de un famoso youtuber tiene sus ventajas, como por ejemplo que te deje uno de sus flamantes hiperdeportivos para darte una vuelta y dar envidia al personal. Pero The Stradman ha querido ir un poco más allá realizando un curioso experimento: dejar que uno de sus colegas se saque el carné de conducir a los mandos de nada menos que un Bugatti Chiron. Y no le ha salido mal: el vídeo ya tiene 4,8 millones de reproducciones y subiendo.

Las cosas al otro lado del charco son muy diferentes. Como sabemos, la licencia de conducir se puede obtener a partir de los 16 años, pero además el aspirante al carné puede llevar su propio coche y no existe límite alguno sobre el tipo de automóvil que puede llevar. Por tanto, puedes hacerlo con un hiperdeportivo de 1.500 CV, 1.600 Nm de par y 420 km/h de velocidad máxima.

Pinto, pinto, gorgorito... pues el Bugatti Chiron

El vídeo comienza con The Stradman escogiendo la montura en su envidiable garaje lleno de superdeportivos con los que la mayoría de los mortales sólo podemos soñar. Un Ferrari LaFerrari, un Bugatti Veyron o un Lamborghini Centenario se encuentran entre las joyas de este youtuber estadounidense. The Stradman va dudando hasta que encuentra el candidato perfecto para que su amigo Matt, de 17 años y aún en el instituto, pase el examen de conducir.

Y ésta no es otra que el superlativo Bugatti Chiron. Nada como tener una cuenta bancaria infinita para que no te importe que tu colega aún sin carné te la líe y acabe estampando tu hiperdeportivo de 2,4 millones de euros.

Ni corto ni perezoso, se pone a sus mandos, recoge a su amigo, que no parece muy sorprendido ante tamaña máquina, y ambos se dirigen al centro de exámenes del Departamento de Vehículos a Motor, para que Matt obtenga su licencia. Por el camino, le recuerda que es muy afortunado: él se sacó el carné con un Dodge Caravan de 1995.

Aprobado y sin pasar de 50 km/h

Evidentemente, quien sí se queda alucinada es la chica del control de la entrada: "Bonito coche", comenta mientras les da paso. La examinadora, por su parte también hace lo propio. Obviamente The Stradman no puede ir en el coche durante el examen, así que ubica una GoPro en el interior del Bugatti Chiron para que todo quede grabado.

Se saca el carné de conducir con 17 años... ¡con un Bugatti Chiron!

Antes de comenzar, Matt le avisa que van a encontrar a su paso a mucha gente grabando y haciendo fotos, pero ella le dice que se olvide de todo eso y que se concentre en conducir y que lo haga de forma segura. Parece una broma.

Así, vemos como el chaval va circulando despacito, como si llevase un utilitario normal y corriente, siguiendo indicaciones tan simples como 'gira a la izquierda' o 'gira la derecha en la intersección'. El examen también incluye maniobras, aunque parece que la examinadora ya pensaba en aprobar al aspirante porque le hace aparcar en un hueco en el que no se puede estacionar y sin ningún coche a los lados.

Por lo que se puede ver en el vídeo, los exámenes de Tráfico son bastante menos exigentes que por estos lares, donde los examinadores gustan de hacerte aparcar en doble bordillo con un espacio más bien justo o te meten en calles por obras a ver si los nervios te hacen olvidar quién tiene la preferencia ante un obstáculo. Pero lo que no pase en territorio del Tío Sam...

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio