Compartir
Publicidad

Hay gente con mucha suerte (XCV): Que las prisas no son buenas...

Hay gente con mucha suerte (XCV): Que las prisas no son buenas...
Guardar
26 Comentarios
Publicidad

Cuando se habla de imprevistos de la carretera, el número 1 de los clásicos de todos los manuales del conductor es la pelota que irrumpe en la calzada y que puede ir seguida de un niño que nos pille a contrapié. Y el número 2 de la lista es el autobús que deja ir al pasaje y la gente cruza por donde le viene en gana porque llega tarde y, claro, hay prisa.

Hoy vamos a conocer a un señor que es gente con mucha suerte llegada desde Rusia con amor. En parte, en este vídeo se mezclan los dos ejemplos clásicos: el de la pelota y el del autobús. Más que nada porque al cruzar por detrás del autobús hay quien corre el riesgo de acabar como una pelota. ¿Contenemos la respiración un momento, por favor?

Hala, ya pasó. Y sí, ¡hay gente con mucha suerte!

Vídeo | fuuuuuuuutube. ¡Un saludo para Jose! En Motorpasión | Hay gente con mucha suerte (archivo)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos