Compartir
Publicidad

De cómo el escape de un Boeing liquida un Mondeo...

Publicidad

... y un Citröen 2CV. Madre mia, no quiero ni imaginar las consecuencias que tendría para un ser humano ponerse detrás del motor de un avión de estos. 58.000 libras de empuje, que son muchos kilos, hacen volar tanto al Mondeo como al 2CV, haciéndose literalmente papilla en el asfalto.

¡Y eso que tan solo es uno de los motores! Mirad lo que pasa en el siguiente video…

Pobre camioneta, ¡la ha mandado a Cuenca! Eso si, creo que no lleva motor…

Vía | Microsiervos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos