Ante todo mucha calma...

4 comentarios

¡Si es que van como locos!

Eso es lo que debió pensar este tranquilo anciano cuando vió venir este coche. Asombrosa la tranquilidad con la que se aparta y más asombrosa aún es la suerte que tiene de no haber estado 5 centímetros más a su izquierda. Eso sí, al piloto hay que darle un premio por su pericia al volante.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio