Compartir
Publicidad
Publicidad

El legendario Shelby 1000 vuelve... e imagínate con cuánta potencia: ¡1.000 CV!

El legendario Shelby 1000 vuelve... e imagínate con cuánta potencia: ¡1.000 CV!
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con motivo del SEMA Show de Las Vegas esta semana hemos conocido un montón de restomods, preparaciones y salvajes deportivos, pero hay uno muy interesante del que no habíamos hablado: el legendario Shelby 1000 enfocado a circuitos, que Shelby American acaba de resucitar.

Basado en el Ford Mustang GT (de 2015 en adelante), este producto Shelby propone, en resumen, una nueva suspensión, paneles de carrocería de nueva factura, nuevo equipo de frenos, un juego de llantas y neumáticos específico y un motor 5.2 litros V8 sobrealimentado por compresor con una potencia estimada de unos 1.000 CV, nada menos.

Atrás queda el motor 5.0 litros V8 "Coyote" del Mustang GT de serie a favor de este 5.2 litros con compresor volumétrico Whipple de 4.5 litros, que equipa también culatas de GT350, nueva ECU, un sistema de inyección de alto rendimiento, cárter de gran capacidad, sistema de escape Shelby o intercooler, entre otros componentes. Además, va acompañado por una nueva transmisión manual de recorridos cortos, capaz de digerir sus cifras.

El legendario Shelby 1000 vuelve... e imagínate con cuánta potencia: ¡1000 CV!

Un coche de circuito puro y duro

Según Shelby American, a diferencia del Shelby 1000 de 2014, basado en el GT500 con motor 5.8 litros y enfocado a las carreras de aceleración, este nuevo Shelby 1000 ha sido ideado como un arma de circuito, capaz de merendarse las rectas pero dar también la talla en curva. "Hemos sustituido todos los componentes principales para crear el arma de circuito definitiva", afirman desde la compañía.

A nivel estético llama la atención la carrocería ensanchada (con vías ensanchadas también) al igual que las llantas de 20 pulgadas con neumáticos Michelin Pilot Sport 4S en dimensiones 305/30 ZR20 y 345/30 ZR20. Todo acompañado con una nueva suspensión ajustable Penske de tipo coilover, chasis reforzado, barras estabilizadoras Ford Performance y un equipo de frenos Brembo de grandes dimensiones.

En el habitáculo, además de listones en los umbrales de las puertas con logotipo Shelby iluminado, encontramos una tapicería de cuero, jaula antivuelco, arneses, alfombrillas específicas, instrumentación Shelby y, por último, se prescinde de asientos traseros.

El legendario Shelby 1000 vuelve... e imagínate con cuánta potencia: ¡1000 CV!

Shelby American ha mostrado su creación basada en un nuevo Ford Mustang 2018, aunque en realidad la compañía ofrece esta preparación para cualquier Mustang moderno con motor V8 fabricado de 2015 en adelante.

Lo malo es que la empresa con base en Las Vegas fabricará únicamente 50 unidades al año de esta bestia de circuito, desde 169.995 dólares sin incluir el Mustang base (unos 146.000 euros), aunque los afortunados dueños empezarán ya a recibir los coches en el primer trimestre de 2018.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos