Compartir
Publicidad

Trayectos puerta a puerta y pasajeros a media ruta: el nuevo modelo de BlaBlaCar es un Cabify entre particulares

Trayectos puerta a puerta y pasajeros a media ruta: el nuevo modelo de BlaBlaCar es un Cabify entre particulares
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde el momento de su creación en 2006 hasta ahora, BlaBlaCar se ha convertido en una de las aplicaciones de transporte más solicitadas y populares. Su principio de funcionamiento era el transporte privado colaborativo, compartiendo los trayectos interurbanos de los conductores con pasajeros que realizaban rutas similares, hasta ahora.

La start-up ha anunciado que a partir de ahora va a cambiar su modelo de negocio para llegar a muchos más usuarios, introduciendo soluciones que se asemejan a las que hasta ahora estaban ofreciendo Uber o Cabify.

BlaBlaCar a por una clientela 10 veces más grande

Blablacar

En primer lugar, los usuarios de la app podrán introducir los puntos concretos de salida y llegada, donde un coche les puede recoger directamente en lugar de trasladarse hasta un punto de recogida pactado. Un nuevo servicio de puerta a puerta en el que el conductor podrá elegir hasta dónde quiere llegar.

Desde el punto de vista del conductor que ofrece su vehículo también habrá cambios con la implementación de un nuevo algoritmo que mostrará los pasajeros potenciales que podrían estar interesados en su ruta, incluyendo los puntos intermedios entre origen y destino.

Blablacar Promo

"Para las personas que viven fuera de los grandes centros urbanos los viajes de larga distancia son a veces de difícil acceso" y desperdiciando la oportunidad de "coches con plazas libres pasando cerca", asegura el comunicado oficial firmado por Jaime Rodríguez de Santiago (director general de BlaBlaCar).

Hasta el momento era el conductor quien ofertaba su viaje y los pasajeros se apuntaban al trayecto, que solía realizarse entre ubicaciones generalmente bien comunicadas. Del importe que los usuarios pagaban a los conductores en estos desplazamientos BlaBlaCar se lleva una comisión que oscila entre el 10% y el 20%.

Jaime Rodriguez

Con este movimiento, BlaBlaCar vuelve a colocarse en el punto de mira legal puesto que su gran ventaja con respecto a Cabify o Uber era que los desplazamientos no se realizaban con conductores profesionales (con licencias VTC), sino con particulares, haciendo saltar las alarmas de nuevo entre los servicios públicos de transporte.

Según Rodríguez no tienen que temer nada con este nuevo movimiento pese a las multas del pasado, ya que su plataforma se centra en el carsharing entre particulares, sin conductores profesionales ni tarifas fijadas. Un movimiento respaldado legalmente con la última resolución del Tribunal de Justifica de la UE que falló a favor de BlaBlaCar tras la acusación de competencia desleal abierta por Confebús.

Blablacar

La empresa con sede en París asegura que esta nueva oferta está destinada a multiplicar por 10 los clientes potenciales y, además, potenciar su uso en localidades que hasta ahora quedaban fuera de su radio de acción (los puntos intermedios que ahora se ofrecerán a los conductores).

Como contrapartida, es previsible que los precios se vean incrementados para compensar los costes en aquellos servicios que supongan a los conductores una mayor inversión de tiempo y consumo de combustible al tener que desviarse de su ruta ideal.

Por el momento este tipo de servicio a la carta está en fase de pruebas en Francia y si todo va como han planeado llegará a España próximamente.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio