Publicidad

StopXam ('Detener al garrulo'): así es la reeducación vial en la dura Rusia

StopXam ('Detener al garrulo'): así es la reeducación vial en la dura Rusia
26 comentarios

A la gente de Motorpasión poco nos puede impresionar ya lo que acontece en las carreteras rusas. Tenemos todo un legado llamado RuзуaPaзуФи™ que, entre broma y broma, nos permite intuir por dónde anda el sentido de la seguridad vial en el vasto país euroasiático. Hoy, sin embargo, nos detenemos un momento para hablar de StopXam (leído stop ham, que vendría a ser algo así como "detener al garrulo"). No es un tema nuevo (ya lo conocíamos por estos lares), pero lo recuperamos ya que Rauletletlet nos avisa de la espectacularidad de este vídeo sobre concienciación extrema.

La cosa va como sigue: hay unas zonas peatonales que los conductores invaden para utilizarlas como atajo, y los activistas de StopXam les impiden el paso, llegando a exponerse a un atropello. El vídeo está subtitulado en inglés y se entiende con facilidad. Vale la pena verlo completo (5:30), porque entre las reacciones de los conductores hay de todo: desde los que ponen marcha atrás y vuelven pacíficamente a la carretera hasta... bueno, esos que no se avienen a razones fácilmente.

En medio de todo el mal rollo generalizado, las enormes pegatinacas de la organización revelan por dónde comenzó el proyecto. En ellas leemos, en ruso, StopXam, proyecto federal contra el garrulismo en carretera, como orla que circunda a un lema de denuncia: "No me importa en absoluto, aparco como quiero". Toda una declaración de intenciones en un adhesivo de gran formato que, como hemos visto, no se quita con facilidad una vez que se planta sobre el parabrisas.

Nacieron como ONG en 2010 y aunque tienen su sede central en Moscú su movimiento ya ha traspasado fronteras, hasta llegar a Ucrania y Moldavia. En este tiempo su actividad no ha hecho sino aumentar, y algunos de sus miembros han tenido incluso algún encontronazo diplomático por recriminar a la esposa del embajador checheno en Rusia, después de que esta aparcara de forma incorrecta en un centro comercial de Moscú. Algunos de sus activistas han sido juzgados por vandalismo tras enganchar la pegatina de denuncia, pero todo hace suponer que nada de esto les sacará de su propósito de reeducar, bien con diálogo, bien con métodos más pegajosos, a los conductores que no respetan a los demás.

¿Alguien se apunta para montar una sucursal en España? Será que no hay terreno para la acción... Empezando por los aparcaceras, los aparcacebras y los aparcadoblefilas, y luego ya siguiendo con los seguidores del carril izquierdo, los ilustres de las rotondas, los iluminados de los antinieblas, los escandalosos del claxon para todo...

En Motorpasión | StopXam: preocupados por la seguridad vial, pero al estilo ruso

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio