Compartir
Publicidad

La velocidad siempre es la causa...

La velocidad siempre es la causa...
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Obviamente, el título del post es en el sentido más irónico que puedo tener. No es la foto que quería poner, pero muetra perferctamente a lo que me refiero titulando el post de esta forma.

Todo esto viene a raíz de la noticia dada por mi compañero Daniel sobre la operación salida de Semana Santa y de un artículo que he leído hoy en la edición impresa de Coche Actual donde comparan en el comportamiento de un Citroën C4 y un Citroën ZX con 13 años a sus espaldas en situaciones de riesgo, redactándolo con bastante ironía, por lo que me ha parecido un gran artículo de denuncia hacia unas campañas de demonización hacia el conductor y sus siempre exagerdas velocidades por parte de la DGT


El argumento del artículo, básicamente, se podría resumir en una sola pregunta: ¿Qué es más seguro? ¿Conducir a 140 km/h con un coche con ABS, ESP, 6 airbags y demás ayudas al conductor o circular a 120 km/h con un coche de 13 años, sin haber cambiado las suspensiones en toda su vida, con las ruedas casi sin dibujo y con la única ayuda de la pericia del conductor?

La respuesta para mi y para la mayoría de vosotros parece bien clara, pero como nosotros no somos los jefazos en el tema de nuestra propia seguridad, tenemos que seguir “apechugando” con unos límites de velocidad impuestos hace casi 30 años como medida preventiva para el ahorro de combustible y que únicamente fueron revisados en el año 96 para establecer como velocidad genérica 120 km/h para las autopistas y autovías. Y ojito con saltartelos, porque el señor Pere Navarro ya ha propuesto considerar como delito exceder la velocidad en una cantidad determinada de km/h. Y claro, si alguien comete un delito se le considera como un delincuente, equiparable a cualquier chorizo que atraca bancos o tráfica con droga para que nuestros niños fumen porros a la puerta del instituto. Demencial.

La prueba consiste en someter a tres pruebas diferentes de frenado a la misma velocidad a los dos coches, donde, por lógica aplastante, vence de calle el Citroën C4. Es más nuevo y en algo se debe de notar. Pero claro, las pruebas se hacen sobre una pista en perfectas condiciones, una utopía en nuestras carreteras y algo que obvia, intencionadamente o no, la Dirección General de Tráfico y su director Pere Navarro. Lo que me lleva a recorar el estupendo artículo de Arsenio Escolar ¿Me matará usted en la carretera?

Otra de las denuncias encubiertas de Coche Actual es algo que vemos todos los días y que inexplicablemente seguiremos viendo durante mucho tiempo. ¿Cuantos coches están en condiciones de circular realmente? No me vale que lleven su flamante pegatina de la ITV en el parabrisas, muchos de ellos la han pasado sabe Dios por qué. De hecho, tengo varios conocidos que se desplazan casi 50 km para pasar la ITV en otra localidad, porque según ellos, “allí casi no te miran nada y la pasas seguro”. ¿Eso no implica también una gran probabilidad de accidente? Si llevas el coche así da lo mismo que circules a 80, a 100 o a 160 km/h (esta última velocidad si el coche la alcanza, claro). No estoy diciendo que todos los coches de más de 10 años se tengan que retirar de las carreteras, lo que pido es una mayor responsabilidad de la DGT para que estos vehículos circulen en condiciones optimas y con todas las garantías posibles. De hecho, en la comparativa, y esto ya no se si es ficción o no, el dueño del ZX se jacta de haber pasado la ITV con las ruedas casi lisas y no haber cambiado en toda su vida la amortiguación.

Pero claro, los malos siempre seremos los mismos y los que se hacen ricos también serán los mismos. Nosotros a pagar por un coche con todos los extras en seguridad que le podamos meter y que cuando viene una recta despejada, sin ningún peligro aparente, por relajar un poco el pie derecho y circular a 150 ó 160 km/h (yo no suelo pasar nunca de esa velocidad) te tachan de criminal, mientras que coches que pueden ser auténticas bombas de relojería en manos inexpertas (recordar que muchos de los noveles circulan con coches de segunda mano) circulen a 120 km/h y en cualquier imprevisto puedan causar un accidente por culpa de poca respuesta en situaciones de peligro. Pero claro, los radares están ahí para velar por nuestra seguridad, ni se os ocurra pensar que algunos (yo creo que muchos) esten ahí solo para recaudar. Porque claro, la velocidad siempre es la causa de todos y cada uno de los accidentes…

Foto | Coche Actual
En MotorPasion | El Neng te recomienda que “No corras neng”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos