Compartir
Publicidad
Publicidad

La conducción eficiente llevada hasta la obsesión: Hypermiling y Nempimania

La conducción eficiente llevada hasta la obsesión: Hypermiling y Nempimania
Guardar
58 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Más de uno habrá pensado que con lo que aumenta el precio del petróleo nos tendríamos que poner de acuerdo para consumir menos y jod… a base de bien a las petroleras y todos los que se lucran por ello. Pues si así ocurriese, no sólo íbamos a gastar menos dinero, también bajaría el precio ya que a menor demanda, menor precio, lección de 1º de economía.

La conducción eficiente o “Ecodriving” consiste en reducir el consumo del vehículo pero con un ritmo igual o ligeramente más lento que el habitual. Con estas técnicas es posible igualar o quedarse muy cerca de los consumos homologados, y cierto es que el consumo nunca es superior al que tendríamos conduciendo normal.

Sin embargo, existen dos subescuelas dentro de la conducción eficiente, que van más allá y hacen un aprovechamiento casi milagroso del combustible, hasta niveles que a más de uno le van a sorprender.

Hypermiling

En el mundo anglosajón el consumo de los vehículos se mide en MPG, es decir, “Miles per gallon” o “Millas por galón” (su equivalente directo en el sistema europeo sería “Kilómetros por litro”). Este término describe a aquellos conductores que sobrepasan el MPG oficial de su vehículo y consigue un rendimiento asombroso. En adelante convertiré MPG a Litros/100 Km.

Hypermiling

Esta palabra fue acuñada por el señor Wayne Gerdes, que ha venido a considerarse como “el Hypermiler”, el Dios de la conducción eficiente. Entre sus proezas está el conseguir con un Honda Accord no híbrido 3,99 l/100 Km, 7,84 l/100 Km con un Acura MDX (SUV con un 3.5 V6), 2,80 l/100 Km con un Ford Ranger pick-up e incluso 1,30 l/100 Km con un Honda Insight.

Dicho de otra forma, cualquiera de nosotros es un miserable aficionado a su lado. ¿Recordáis el vídeo de Jeremy Clarkson haciendo 5,9 l/100 Km con un Audi A8 4.0 TDI? Pues eso es “Hypermiling” puro y duro. ¿Pero de qué va todo esto?

Los “hypermilers” utilizan técnicas más avanzadas de conducción eficiente, algunas pueden ser incompatibles con la seguridad vial si no se hacen con cabeza. En un artículo que he hecho para Circula Seguro (parte 1 y parte 2) me documenté y rebatí algunas de ellas, como circular con los retrovisores plegados, exceder mucho la presión de los neumáticos o circular a 2 metros de los camiones.

Hypermiling

Personalmente he conseguido consumos muy bajos con ciertos coches (aunque aún pueden mejorar), como 6,0 l/100 Km con un Renault Megane 1.6, 7,3 l/100 Km con un Mercedes Clase C 3.5 V6, 3,9 l/100 Km con un Peugeot 207 1.6 HDi 110, 4,0 l/100 Km con un Volkswagen Passat Bluemotion, etc.

Cualquier técnica de conducción eficiente o ultra-eficiente debe ser en todo momento compatible con el Reglamento y sobre todo, con la seguridad y el respeto a los demás conductores. Además, si se hace bien, supone un aumento de la seguridad e incluso un ahorro económico considerable al ser muy difícilmente multados por exceso de velocidad.

Nempimania

Este palabro de origen japonés significa la obsesión de los propietarios de coches híbridos por lograr los consumos más aquilatados, muy por debajo de lo que marcan las fichas técnicas. En EEUU, Japón y otros países, los propietarios de coches como Toyota Prius tienen su club de frikis de la economía.

Hypermiling

Y sí, reconozco que es muy divertido el exprimir al máximo cada gota de gasolina y aprovechar al máximo la asistencia del motor eléctrico. Lo mínimo que he logrado ha sido un consumo de 0,9 l/100 Km en trayecto urbano con un Toyota Prius, y en extraurbano en un trayecto de 25 Km hice 3,6 l/100 Km como mi mejor marca.

Sin embargo, propietarios de Prius han conseguido bajar de los 3 l/100 Km en las “carreras” que organiza la marca en las que gana el que menos gasolina gaste. Conseguir estos consumos tan ridículos con un coche que no sea híbrido es prácticamente imposible, a menos que pongamos un mástil de velero al coche, vayamos siempre a rebufo de los camiones, tiremos cables con garfios al estilo Ninja y cosas así.

Si te declaras enfermo de Nempimania, ya sabes qué decirle al psicólogo que te subvencione la petrolera de turno. ¿Dónde está el límite? Cuando el ahorro de gasolina o gasóleo ya no se justifique por pérdida de seguridad o simplemente, por que no merezca la pena, como ir en pleno agosto con el A/C desconectado como costumbre.

Hypermiling

Resumiendo, quien responda que los híbridos no son tan eficientes como dicen y que son un timo, le respondo que no tiene ni idea de lo que dice, simplemente hay que saber aprovechar sus ventajas.

¿Te sientes identificado con alguna de las 3 tendencias descritas? Cuéntanos tu experiencia y farda de bajo consumo.

Vía | Wikipedia
En Motorpasión | Conducción eficiente y conducción segura: ¿son lo mismo?
En Circula Seguro | Aprovecha al máximo el potencial de un híbrido (parte 1 y parte 2)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos