Compartir
Publicidad

Hay gente con mucha suerte XXVI: Pontiac Firebird volador se desintegra contra un puente

80 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estas imágenes son de la Interestatal 675 en Ohio (EEUU), y son el testimonio gráfico de un auténtico milagro. La grabación está hecha por un coche de policía, que va persiguiendo a Brennan S. Eden, de 19 años. El chico iba conduciendo como mínimo a 160 km/h de acuerdo a los testigos.

La persecución llega a su punto más caliente cuando el 1985 Pontiac Firebird de Brennan se echa a la izquierda, abandona el asfalto y pretende escapar por la mediana. No contó con el factor trampolín. El coche fue catapultado contra el pilar del puente como si un proyectil medieval de asedio.

El coche reventó, se partió en tres pedazos y el conductor salió despedido. No sé si lo más alucinante es que ningún usuario de la autopista saliese herido, o que Brennan sobrevivió y ahora lucha por su vida en el hospital. Por lo visto, Darwin también se toma vacaciones en agosto. “P’haberse matao”.

1985 Pontiac Firebird

Las posibilidades de sobrevivir a un golpe así son… ¿ridículas? Si nos fijamos en la repetición a cámara lenta, apreciamos que el coche golpea de lado, pero por el lado opuesto al conductor, de lo contrario le habrían bajado del coche con cucharillas de café. La energía que se liberó en el impacto fue bestial.

Este coche, como todos los de su época, no tenía unos brillantes sistemas de seguridad, es decir, sin airbags. La noticia de la televisión norteamericana no aclara si salió despedido a pesar de llevar el cinturón de seguridad (el asiento debió arrancarse del chasis) o por no llevar el cinturón. Eso último sería un advenimiento del Señor™ (por lo menos).

Si el señor Eden sobrevive a este suceso y supera la fase hospitalaria, puede empezar a jugar a la lotería. Si ya le ha tocado el más gordo de los gordos, no veo porqué no le va a caer un pellizco para otro Firebird. Este sí que es un coche fantástico.

¿Pero a santo de qué vino todo esto? Una hora antes del porrazo, Brennan fue sorprendido con una chavala en un aparcamiento por la policía. Tenían alcohol (con menos de 21 años está prohibido) y marihuana. En el momento de su detención no parecía estar bebido.

Después de la bronca policial, le soltaron, y la chica fue llevada ante su padre. A la media hora de soltar a Brennan, ocurrió lo que habéis visto. Lo que desconozco es por qué a este chico se le cruzaron tanto los cables, lo normal después de que te suelten no es empezar otra persecución. Ni que el “suegro” fuese Chuck Norris.

El último vídeo es lo más reciente que he encontrado sobre el tema, es la madre del chico haciendo unas declaraciones, y está hecha un flan. El chico pasó de estado crítico a estable, ya estaba consciente en el momento del accidente. Cabría preguntarnos si el sistema anti drogodependencias del país ha sido demasiado estricto esta vez.

Estar tomando unas cervezas y unos porritos en el asiento de atrás (si luego no conduces) no debería ser un crimen.

Vídeo | Youtube
Fuente | NBC, WDTN (vía Youtube)
En Motorpasión | Hay gente con mucha suerte

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos