Publicidad

Euro NCAP endurece sus pruebas de choque: será más difícil conseguir las cinco estrellas

Euro NCAP endurece sus pruebas de choque: será más difícil conseguir las cinco estrellas
4 comentarios

Cada dos años el instituto Euro NCAP actualiza y endurece sus protocoles de pruebas. En esta actualización, se han introducido nuevas pruebas para mejorar la protección de los pasajeros no solamente en caso de choque sino también después del propio choque. Al mismo tiempo, Euro NCAP sigue promocionando la implantación de ayudas a la conducción cada vez más recientes.

El principal cambio en las pruebas de Euro NCAP es la incorporación de una prueba de choque frontal con solape contra un obstáculo en movimiento (como si fuera otro coche). Este nuevo procedimiento sustituye así a la prueba de choque con solape moderado contra un obstáculo deformable (prueba que lleva 23 años en marcha en el instituto europeo).

Esta nueva prueba de choque no solo evalúa la protección de los ocupantes dentro del automóvil, sino que también evalúa cómo las estructuras frontales de los coches pueden contribuir a las lesiones en el otro vehículo implicado en el choque. Para ello se cuenta con un obstáculo deformable progresiva móvil y un método único para evaluar la compatibilidad del vehículo.

Los impactos laterales son, por probabilidades, la segunda causa más alta de muerte o lesiones graves. Las últimas actualizaciones en esta área de las pruebas se ha ajustado la velocidad y la masa utilizadas aumentando la gravedad del choque.

Además, Euro NCAP evaluará por primera vez la protección del ocupante más lejano a la zona de impacto, enfocándose en la protección del conductor y la interacción potencial entre los dos ocupantes delanteros. Es decir, comprobar si en un choque lateral en el lado conductor, por ejemplo, el automóvil está diseñado de tal forma que en la violencia del choque el conductor o los elementos del coche no puedan lesionar al pasajero que tiene al lado. Es una manera de verificar la eficacia de los nuevos airbags centrales.

Nuevos escenarios para poner a prueba las asistencias a la conducción

Euro ncap 02

Por otra parte, se toma el primer paso para evaluar los sistemas de Monitoreo del estado del conductor, diseñados para detectar la fatiga y la distracción del conductor, como parte de la evaluación de los sistemas de asistencia a la conducción de tipo ADAS (por Advanced driver-assistance systems).

En el caso de los sistemas ADAS, se han añadido nuevos escenarios de prueba para evaluar la tecnología de frenada automática de emergencia (AEB en sus siglas inglesas), incluyendo situaciones de marcha atrás (tráfico cruzado trasero) y giros en un cruces.

Para el Euro NCAP, comprobar la seguridad de un vehículo no es solo una cuestión de airbags y de asistencias a la conducción ADAS, también es asegurarse de la protección del conductor y pasajeros después de un choque. Así, en asociación con CTIF (International Association of Fire & Rescue Services), la Asociación Internacional de Servicios de bomberos y de emergencia, Euro NCAP desarrolló nuevas reglas de calificación para promover una mejor seguridad después de un choque.

Euro ncap

Los fabricantes serán recompensados cuando la información de rescate sea precisa y esté fácilmente disponible. Euro NCAP también verifica la facilidad de extracción, las manijas de las puertas eléctricas, etc. y respalda las funciones avanzadas de eCall más allá del sistema obligatorio. Es algo cada vez más necesario con el auge de los coches electrificados (híbridos de toda clase) y los eléctricos, pues no se apaga ni se actúa del mismo modo en el accidente o incendio de un gasolina que en el de un coche eléctrico.

Esta nueva actualización de los protocoles es la ocasión de recordar la labor que ha efectuado Euro NCAP para reducir las muertes y lesiones graves en accidentes de coches a lo largo de su existencia. Ha sido una labor mucho más eficaz que la de cualquier política o campaña de organismos tipo DGT.

Euro NCAP actúa para imponer una mejor seguridad activa tras haber obligado a los fabricantes, señalándolos con el dedo, a proponer una seguridad pasiva que de entrada no proponían. Algunas de esas medidas que ha fomentado forman parte hoy en día del equipamiento obligatorio de todo coche nuevo en Europa, como los sistemas ABS, ESP (control de tracción y estabilidad) o eCall.

En Motorpasión | Atención y distracción en el coche: lo que DGT no suele explicar sobre el uso del móvil durante la conducción

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios