Compartir
Publicidad

En 2008 habrá menos guardarraíles asesinos

En 2008 habrá menos guardarraíles asesinos
Guardar
15 Comentarios
Publicidad

Poco a poco, las legítimas protestas de los motoristas o moteros empiezan a surtir efecto en la Administración. Los senadores Enrique Curiel y José Miguel Camacho presentaron una moción para pedir al Gobierno que acelere la sustitución de los guardarraíles; será debatida en el pleno del Senado del próximo martes 11.

No es ningún secreto que las muertes en carretera han subido este año respecto al anterior, y una explicación a este hecho es el aumento de las ventas de motocicletas, de 90.000 unidades vendidas en 2002 a 265.000 en 2005. Sin examen, basta con tener el carnet de turismos, esperar un par de años y poder conducir una motocicleta (hasta 125 cc).

Es suficiente una caída tonta a ventipocos Km/h para que, al contacto con un guardarraíl, el cuerpo pueda quedar mutilado con lesiones permanentes e incluso la muerte. El aumento de motoristas con una experiencia cuestionable, unido al hecho de que estos elementos de contención pueden ser pena capital, suponen un problema que el Gobierno debe atajar. Las muertes de motoristas han aumentado un 53% en el último año.

Por ello, se ha adelantado el compromiso para dentro de unos años a finales de 2008, cuando deberían haberse colocado barreras inferiores en los guardarraíles existentes a lo largo de 500 kilómetros en autopistas y 1.500 en carreteras convencionales, todos bajo la responsabilidad del Ministerio de Fomento y en puntos de conocida siniestralidad. Los tramos pertenecientes a Comunidades Autónomas o Ayuntamientos escapan a este plan.

La barrera inferior impide que el motorista salga despedido a la vez que no le mutila, sino que reparte la energía del choque a lo largo de todo su cuerpo, minimizando las consecuencias. Según la asociación Mutua Motera, casi la mitad de los fallecimientos de motoristas se deben a choques con estos elementos de contención.

No hay duda de que es un paso adelante, pero queda mucho por hacer para que los conductores de vehículos de 2 ruedas no se jueguen tanto el pellejo, por mucho que conduzcan de forma prudente. Los guardarraíles convencionales se han cobrado las vidas tanto de noveles como de expertos.

Fotografía | Realizada a partir de un cartel de Mutua Motera
Fuente | El País
Vía | Menéame

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos