Publicidad

¿Cómo llevar la bici en el coche de forma segura y legal?
Seguridad

¿Cómo llevar la bici en el coche de forma segura y legal?

Publicidad

Publicidad

El ciclismo cada vez tiene más adeptos. Es difícil ponerse al volante y no encontrarnos con un ciclista. La vida saludable y activa pasa para muchos por los pedales, ya sea en bicicleta urbana, de carretera o de montaña.

Ahora bien, mientras unos usan las bicicletas como medio de transporte en el día a día, otros las utilizan para evadirse de la rutina y para ello hay que desplazarse primero en coche. Hoy vamos a explicar cómo hay que llevar una bicicleta en el coche de manera lo más segura posible y siempre dentro de la legalidad.

Llevar una bicicleta dentro del coche

Interior

La opción más sencilla y asequible es echar la bicicleta dentro del coche. Ya sea desmontada o sin desmontar (en el caso de coches grandes), podemos meter la bici dentro del maletero. Si fuera necesario abatiendo los asientos, pero asegurando al máximo posible toda la carga para que no se mueva y pueda resultar un peligro en caso de accidente.

Hay que recordar que los coches no son vehículos de carga, no están pensados para transportar mercancías como podríamos hacerlo en una furgoneta, sin separación. Menos aún si éstas van sueltas pudiendo convertirse en proyectiles potencialmente peligrosos en un choque.

Portabicicletas Coche 11

El Reglamento General de Circulación no es claro al respecto de cómo debemos transportar la carga en el interior del vehículo así que si metemos la bicicleta dentro del coche tendremos que sujetarla bien con cinchas. También hay que procurar que no sobresalga demasiado del espacio de carga para evitar que interfiera en la visibilidad. Así nos evitaremos una posible sanción por parte de las autoridades.

Portabicicletas para el techo

Portabicicletas Coche 10

Entrando en el terreno de los portabicicletas empezaremos por los típicos. El primero de ellos es el más extendido: los portabicicletas de techo, aunque en realidad son los más incómodos de utilizar puesto que hay que subir la bicicleta a pulso sobre el techo del vehículo.

Para instalar estos enganches es necesario contar bien con una baca o bien con barras de techo en nuestros coche. Dentro de este tipo nos podemos encontrar a su vez a varios modelos.

Portabicicletas Coche 9

Casi en desuso, el primero es el que coloca las bicicletas con las ruedas hacia arriba sujetando manillar y sillín. Su practicidad es limitada pues puede acabar dañando la bicicleta. En segundo lugar tenemos otro tipo que consta de un raíl en el que apoyamos la rueda trasera en la parte de atrás y en la delantera, desmontando la rueda frontal de la bici, sujetamos las punteras de la horquilla. El beneficio es una sujeción firme sin demasiadas tensiones sobre la bici, el inconveniente es que la rueda delantera debe ir en el maletero.

Por último está el sistema más extendido cuya estructura consta de una raíl y uno o dos brazos. Sobre el raíl descansan las dos ruedas y se aseguran para evitar desplazamientos y el brazo o los brazos sujetan el cuadro de la bicicleta para que mantenga la verticalidad. Este portabicicletas es más caro pero no requiere desmontar nada.

Portabicicletas para el portón trasero

Portabicicletas Coche 5

Los portabicicletas para los portones traseros cada vez se están convirtiendo en una opción más popular. Son fáciles de usar, más cómodos de cargar gracias a una mejor accesibilidad y su instalación es relativamente sencilla.

Mediante soportes mecánicos y cinchas, el portabicicletas se agarra al portón trasero del coche. Dependiendo del modelo podremos cargar entre una y cuatro bicicletas completas sin desmontar.

Portabicicletas Coche 3

Pero también tienen contras, y es que son mucho más aparatosos y susceptibles de recibir golpes aparcando y maniobrando, por lo que lo mejor es desmontarlos cada vez que terminemos de transportar bicicletas, al contrario que los portabicicletas de techo.

En este caso además hay que tener en cuenta que tanto el portabicicletas como las bicicletas que carguemos es muy probable que se tape la matrícula y los pilotos. El soporte tendrá que equipar una tercera matrícula y los elementos de señalización necesarios, aparte de la placa V20 que alerta al resto de conductores que llevamos una carga que sobresale por la parte trasera.

Portabicicletas para la bola del remolque

Portabicicletas Coche 7

Una tercera opción la representan los portabicicletas enganchados a la bola del remolque. Estos sistemas son los más novedosos pero tienen un gran inconveniente: que obviamente requieren un enganche para remolque previo para su instalación. Si ya tienes uno en el coche es perfecto, pero siempre cuidando las especificaciones del fabricante del remolque para no superar la carga máxima que puede soportar.

El anclaje del portabicicletas se realiza con un soporte específico que envuelve la bola del remolque y no requiere de suportes adicionales a la carrocería ni al chasis del vehículo. Sobre el se podrán montar una o varias bicicletas sobre sus raíles, dependiendo del modelo.

Portabicicletas Coche 13

Al igual que en los portabicicletas para el portón trasero, los que van enganchados en la bola del remolque es mejor desmontarlos cuando no se usen y pueden ocultar la matrícula y los faros traseros, así que necesitarán una tercera matrícula y los pilotos correspondientes, aunque aprovechando la toma de corriente del enganche para el remolque no hay mayor problema.

Quizá su mayor ventaja esté oculta y es que la mayoría de los modelos que se venden en la actualidad son basculantes, se inclinan hacia atrás incluso con las bicis ya cargadas para permitir la apertura del maletero del coche.

Portabicicletas integrado

Portabicicletas Coche 2

Como opción más específica existen portabicicletas que quedan integrados y ocultos en los coches, pero actualmente sólo Opel ofrece este tipo de equipamiento con el sistema FlexFix.

Este sistema consiste en un soporte para bicicletas oculto que se extiende hacia el exterior de la parte trasera como si fuera un cajón y que no requiere de ningún montaje adicional más allá de las luces y la matrícula.

Portabicicletas Coche

Es con diferencia el sistema más práctico de todos pero también resulta caro al tratarse de un accesorio original que hay que pedir a fábrica, sólo se puede instalar en coches nuevos y no es compatible con la instalación posterior de una bola de remolque.

Lo que dice el Reglamento sobre cargar bicicletas en el coche

Portabicicletas Coche 12

A la hora de instalar cualquier tipo de portabicicletas tendremos que tener en cuenta algunas consideraciones legales marcadas por el Reglamento. El primero es el más obvio y ya lo hemos mencionado: si se tapan total o parcialmente la matrícula o los pilotos tendremos que llevar placas y luces accesorias.

En el caso de los portabicicletas que van en el techo el Reglamento nos marca que la altura máxima permitida es de 4 metros, por lo que no deberíamos preocuparnos salvo en el caso de furgonetas grandes, pero sí en el resto de cotas.

Las bicicletas modernas están metidas de lleno en las llantas de 29 pulgadas, por lo que sus dimensiones son considerables. Si llevamos un portabicicletas de portón o de bola de remolque es posible que la bicicleta sobresalga lateralmente y no está permitido por la DGT, así que habría que desmontar las ruedas.

Portabicicletas Coche 6

Para los portabicicletas instalados en la parte trasera también hay que revisar su longitud, puesto que la normativa sólo permite que sobresalga cualquier instalación un 15% por la zaga. Así, en un Dacia Sandero que mide poco más de 4 metros el portabicicletas sólo podrá sobresalir 60 cm.

Además cualquier instalación que se prolongue sobre la planta del vehículo en el eje longitudinal tendrá que ir indicada con una señal V20; dos, una en cada lado, en el caso de que la bicicleta ocupe todo el ancho del vehículo. En esta situación las líneas de las señales V20 tendrán que disponerse formando una V invertida.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir