Compartir
Publicidad

Citroën C6 2.7 V6 HDi, prueba (parte 4)

Citroën C6 2.7 V6 HDi, prueba (parte 4)
Guardar
67 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como buenamente he podido os he acercado la realidad sobre este coche. Lamentablemente, el escudo que lleva en el capot le penaliza a efectos de caché, aunque objetivamente sea un buen producto, y el precio es ajustado. No se ha adelantado mucho a su tiempo, pero es una berlina que crea escuela.

El Citroën C6 se puede considerar como “el coche de lujo que te puedes permitir”, dentro del segmento de representación. Sin ir más lejos, es el coche de Sarkozy, y en España ha seducido a más alcaldes de la cuenta. Se fabrica en Rennes, Francia, y puede rivalizar en calidad con los alemanes de siempre.

El C6 aporta al segmento frescura, diseño, tecnología y una suspensión difícil de mejorar. No es uno más.

Valoración general

Seamos justos, el C6 no tiene un rendimiento mecánico sobresaliente, al menos con las motorizaciones V6. El modelo de acceso, 2.2 HDi 173, sí tiene un consumo más adecuado a los tiempos que corren. Por otra parte, tiene unos pocos fallos menores, que en mi opinión quedan muy por debajo de sus virtudes.

Citroën C6

No va dirigido a un cliente que busque prestaciones ni comportamiento sobresaliente en zona de curvas, pero sí a quien exige la máxima comodidad. Su suspensión Hidractiva es única en su género, y sólo puede toserle al respecto la Airmatic de Mercedes, que NO forma del equipamiento de serie del Clase E 250 CDI. Si se le compara con un modelo con suspensión deportiva, la diferencia es hilarante.

Para valorar de forma justa al C6 hay que ser pasajero o conducirlo. Hay demasiado prejuicio suelto por ahí, pero puede entenderse. Tiene un nivel de calidad que nada tiene que ver con los utilitarios y modelos de gama inferior que usan el mismo escudo. Es un digno heredero del Citroën Tiburón, que en su día también fue vanguardista. No es que el C5 sea mal coche, pero estamos hablando de otra liga.

Es una pena que no le hiciese más kilómetros, pues la comodidad era tan intensa que el siguiente modelo que cogí me pareció un puñetero carruaje. Tiene el problema de que su precio parece exagerado, pero insisto, tenemos que mirar todo el equipamiento que lleva. Otros modelos rivales pueden tener un equipamiento abudantísimo, pero a base de extras y engordando tanto la factura que dan ganas de pasarse a un segmento todavía superior.

Citroën C6

¿Gasolina o diesel? Para kilometrajes inferiores a los 100.000 totales: 3.0 V6, en caso contrario no cabe duda, diesel. La diferencia de tacto y agrado que hay es mínima, y pasada esa cifra el factor consumo se impone decididamente. De todas formas, el 2.2 HDi 173 es motor más que suficiente para mover bien este coche y tiene una gran punta, aunque eso en España no sea muy relevante. Se echa de menos una motorización de acceso en gasolina.

Resumiendo, que quien tenga entre 42.000 y 60.000 euros de presupuesto y exija ante todo la máxima comodidad, que mire antes al C6 dentro del segmento de berlinas Premium con potencia cercana a los 200 CV. También hay que decir que este coche es uno de los más seguros que hay en su categoría en términos absolutos, y además es muy respetuoso con los peatones, la parte más débil. A mi edad no me lo compraría, y cuando sea un hombre más maduro no estará a la venta. Lástima.

Ah, y para terminar, un poco de historia. Pocos coches pueden presumir de que si un neumático revienta seguirá en línea recta como si nada. La prueba ya se hizo en los años 70 con el Citroën GS, en su momento pareció ciencia ficción, y en 2009 aún pone los pelos de punta. No lo comprobé, pero en teoría el C6 heredó esta capacidad.

En pocas palabras

C6 2.7 V6 HDi Exclusive

  • A favor: Diseño atrevido, lujo sin ostentación, confort de marcha (acústico, térmico, suspensión), puesto de conducción, habitabilidad para cuatro adultos, maletero muy accesible, consumo oficial realista, buenas prestaciones, comportamiento noblísimo, suavidad del cambio automático, tacto del motor diesel V6, ayudas a la conducción, dotación de serie muy abundante, excelente seguridad
  • En contra: Un par de materiales mal escogidos, acumulación de mandos en consola central, sin levas de cambio en el volante, plazas traseras sin control de temperatura de climatización, rueda de repuesto con llanta de acero (mejor con llanta de aleación), rendimiento mecánico superado, política de equipamiento restrictiva
  • Puntuación final: 9,5/10

Ficha técnica

C6 2.7 V6 HDi Exclusive

  • Cilindrada: 2.721 cm³
  • Motor: 6 cilindros en V transversales (204 CV CEE)
  • Par máximo: 440 Nm CEE a 1.900 RPM
  • Peso en vacío: 1.946 kg.
  • Velocidad máxima: 230 km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,9 s
  • Transmisión: Automática de 6 velocidades
  • Consumo urbano: 12 l/100 km
  • Consumo extraurbano: 6,8 l/100 km
  • Consumo mixto: 8,7 l/100 km
  • Combustible: Gasóleo
  • Capacidad del depósito: 72 litros
  • Capacidad del maletero: 488 litros
  • Neumáticos: 245/45 R18 – 8,0 × 18

Precios

Versión probada (sin extras)

  • C6 2.7 V6 HDi Exclusive: 59.960 €

Alternativas en gasolina/diesel

  • C6 3.0 V6 Business: 52.090 €
  • C6 2.7 V6 HDi Business: 55.160 €
  • C6 3.0 V6 Exclusive: 56.890 €

Prueba y fotografía | Javier Costas Franco
En MotorPasion | Citroën C6 2.7 V6 HDiParte 1, Parte 2 y Parte 3

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos