Compartir
Publicidad

Toyota i-Real, vídeo explicativo de su funcionamiento

11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el Salón de Ginebra también tuvimos la oportunidad de asistir a una presentación del Toyota i-Real. Se trata de un vehículo personal con una utilidad similar al Segway, pero con una funcionalidad más avanzada.

En este vídeo, el señor del bigote nos explica todas las funcionalidades en un inglés bastante comprensible, de todas formas os resumimos sus principales características.

Cuenta con dos modos de funcionamiento, el modo caminar y el modo crucero.

Para empezar, el i-Real se baja ligeramente para facilitar al usuario la subida. Aquí podemos encontrar la primera ventaja sobre el Segway: subirse a un Segway no es difícil, sólo hay que tener un mínimo de equilibrio, sin embargo es un escalón algo alto y a una persona mayor le puede costar trabajo. Por lo que vemos, subirse al i-Real es igual que sentarse en una silla.

Toyota i-Real

El hecho de que tenga tres ruedas le confiere una gran estabilidad y hace que no tengamos que estar pendientes del equilibrio (un Segway, pero nosotros sí nos podemos caer al subir a él si somos patosos).

La interacción entre personas es algo que Toyota enfatiza en el i-Real, por ejemplo vemos que la línea de los ojos queda igual que la de las personas que están caminando. Tiene unos sensores de proximidad que evitan colisiones con objetos u otras personas aunque nos despistemos.

En su parte trasera tiene una pantalla en la que se pueden poner mensajes según nuestro estado de ánimo (en un plano más real, podría llevar una matrícula o intermitentes).

Toyota i-Real

En el modo crucero, su altura se rebaja para ganar estabilidad. Como véis en el vídeo, puede realizar giros sobre sí mismo, lo que lo convierte en un vehículo bastante maniobrable, claro que hay que tener en cuenta su tamaño relativamente grande si pensamos en su utilización en interiores.

Conclusión: Tengo que decir que me ha encantado al verlo en funcionamiento. Se utiliza de forma muy natural, y parece una extensión del propio cuerpo. Tiene la desventaja de su tamaño (no es grande comparado con un coche, ¡pero sí con una persona!) y que de momento es sólo un prototipo, habría que ver cuál es el coste si llega al mercado.

En Motorpasión | Toyota i-REAL Concept

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos