Todos queremos ir andando al trabajo, pero un 60% de los españoles no nos bajamos del coche

Todos queremos ir andando al trabajo, pero un 60% de los españoles no nos bajamos del coche
45 comentarios

La forma en la que nos movemos acaba afectando a la planificación de las ciudades. Y según los datos recopilados por el INE para su último censo de movilidad en España, el 60 % de nuestros desplazamientos son por la llamada “movilidad obligada” (trabajo y estudios) sigue siendo en medios de transporte privados frente a una minoría que elige el transporte público.

Este censo también analiza las tendencias entre ciudades de diferente tamaño y otros aspectos como si existe o no la denominada “movilidad de género”. Y los resultados son de lo más interesantes.

La mayoría sigue eligiendo el transporte privado

Para exponer los datos sobre movilidad de los españoles, el Instituto Nacional de Estadística (INE) se basa tanto en el ‘Censo de movilidad de 2021’ (de tipo registral), como en la ‘Encuesta de Características Esenciales de la Población y las Viviendas’ (ECEPOV), que complementa al anterior.

En estos informes (y a la espera de los microdatos pertinentes) encontramos todo un apartado dedicado a la movilidad cotidiana de la población, cuyos datos permiten realizar comparativas para algunas variables con los recogidos en el censo de 2011 y ver cómo han ido evolucionando.

Así, el censo incluye información de la llamada “movilidad obligada” relativa a los desplazamientos que se realizan eminentemente por trabajo y por estudios, lo que deja fuera cerca del 60 % de la movilidad.

Viajes Espana

Entrando en materia, vemos que casi la mitad de la población de 16 o más años residente en España a 1 de julio de 2021 que vive en viviendas familiares y que está ocupada o estudiando (el 44,5 %), trabaja o estudia en el mismo municipio en el que reside.

Por su parte, el 34,5 % lo hacen en otro municipio de la misma provincia de residencia, aunque cabe señalar que en estos datos no se tienen en cuenta las personas que estaban teletrabajando como consecuencia de la COVID-19 en el momento de realizar la encuesta.

El dato de la movilidad obligada es muy relevante, porque este tipo de desplazamientos muchas veces determinan las horas punta del sistema (véase el ejemplo de la Comunidad de Madrid), y también, porque a veces es uno de los aspectos principales en los que se fijan aquellos que diseñan las soluciones de transporte.

Franjas

Los datos dejan claro que para realizar estos desplazamientos diarios por trabajo y por estudios se utiliza mayoritariamente el vehículo privado, “para reducir el tiempo de viaje y por comodidad”.

Las diferencias son notables entre ciudades grandes (de más de 500.000 habitantes), medianas y pequeñas, lo que ayuda a hacernos un mapa mental deforma rápida. Y es que en las ciudades más grandes como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla o Bilbao se concentra cerca del 30 % de la población mientras que en las medianas vive más de la mitad de los españoles.

Poblacion

Valladolid y Algeciras son dos de las ciudades medianas donde más gente trabaja y estudia en su municipio de residencia, aunque puede verse en las estadísticas que esto varía mucho en función del género de los encuestados y muy poco en función de la edad.

Genero
Edad

Como era de esperar, son las ciudades más grandes y en las que más peso tiene el sector terciario como Madrid las que registran mayor teletrabajo, y de nuevo, las diferencias de género son palpables, pues salvo en Barcelona, son ellas las que más teletrabajan.

Atendiendo al reparto modal (porcentaje de viajeros que usan un modo de transporte, o bien de la cantidad de viajes realizada en este modo) es en las ciudades más pequeñas donde más se usa el coche, las medianas donde más se anda y las grandes donde más se usa el transporte público.

Modal

Estos datos están muy relacionados con el nivel de satisfacción con el medio de transporte empleado por las personas encuestadas. Y está bastante claro: los más satisfechos son los que pueden ir andando.

Más allá de la “movilidad obligada” los datos recogidos y analizados por el INE no permiten hacer un estudio exhaustivo del resto la movilidad de los cuidados, igualmente necesaria para sostener la vida.

Sin embargo, y como apunta el experto en movilidad Álvaro F. Heredia, estos “son suficientes para ver que hacen falta políticas que contribuyan a una mayor igualdad y justicia social en la movilidad” y dejar de diseñar las ciudades para satisfacer una movilidad enfocada de forma productivista y minoritaria.

Temas