Compartir
Publicidad

Nürburgring prohíbe a los usuarios del Nordschleife cronometrar sus vueltas en sesiones públicas

Nürburgring prohíbe a los usuarios del Nordschleife cronometrar sus vueltas en sesiones públicas
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para participar en las jornadas de puertas abiertas o Touristenfahrten en el mítico Infierno Verde hay que atenerse a un montón de normas, como la prohibición de adelantar por la derecha o derrapar deliberadamente, pero hasta el momento era legal cronometrar los tiempos de vuelta.

A partir de ahora, no obstante, la administración de Nürburgring Nordschleife ha prohibido a los usuarios de la pista tomar tiempos de sus vueltas, en un esfuerzo por reducir la peligrosidad de estas jornadas en las que cualquiera puede circular en el trazado, y en las que ya hay suficientes riesgos (lluvia, manchas de aceite, accidentes, etc...).

La página especializada Bridge To Gantry, una de las referencias en todo lo que respecta a Nürburgring, acaba de publicar imágenes sobre los panfletos informativos que la dirección del circuito está repartiendo a los usuarios, y en los que se indica claramente que cronometar tiempos de vuelta está estrictamente prihibido y hacerlo conllevará sanciones.

Nürburgring prohíbe a los usuarios del circuito cronometrar sus vueltas al Nordschleife

No más cronómetros

Así pues, todos los conductores que hasta ahora utilizaban aplicaciones en su teléfono o dispositivos más avanzados para hacer un seguimiento de sus tiempos en el Ring, deberán dejar de hacerlo en pro de la seguridad en pista, y en caso de no hacerlo se les podría incluso negar el derecho a volver a entrar al circuito. Y es que, eso de arriesgar para arañar hasta la última décima, no es lo ideal cuando se rueda rodeado de otros usuarios.

La medición de tiempos en estas jornadas abiertas al público se hacía en la llamada configuración Bridge to Gantry (de ahí el nombre de la página), que no incluye la larga recta principal del viejo trazado y, por tanto, no es el mismo tiempo que publican los fabricantes en sus récord, ya que estos últimos sí utilizan la pista al completo.

En cualquier caso, seguro que más de uno seguirá cronometrando sus tiempos en Nürburgring, al igual que hay pilotos que hacen oídos sordos a la prohibición de hacer drift y recorren los bosques de Eifel quemando goma y con el coche completamente de lado. Pero... ¿merece la pena? Si pueden dejarte sin conducir más en el Ring, quizá apostar por la seguridad no sean tan mala idea.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio