El estado 'ruinoso' de algunos coches de la Guardia Civil

El estado 'ruinoso' de algunos coches de la Guardia Civil
82 comentarios

Echándole un vistazo a esas fotografías publicadas por El Mundo en las que se ve el interior de un coche patrulla de la Guardia Civil con serios daños, uno se pregunta hasta qué punto es normal lo que se explica ahí. La denuncia está clara: los tres coches que patrullan en la prisión provincial de Córdoba están viejos y como no hay dinero para mantenerlos, algunos agentes hacen la patrulla a pie.

Con esa explicación, uno podría intuir que al Nissan Patrol de 19 años y 347.000 kilómetros largos le falla la inyección o que el Nissan Terrano de 17 años y 325.000 kilómetros anda sin amortiguadores, o que el Renault Mégane de 12 años y 224.000 kilómetros no anda fino del alternador. Pero salvo el caso del Mégane, que está averiado, no son problemas mecánicos lo que nos enseñan.

Las protestas de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) van por el lado de unos elementos, como los guarnecidos, los asientos o el volante, que pueden degradarse con el tiempo, pero no aparecer por arte de magia como se muestran en las imágenes: totalmente destrozados porque obviamente una persona o más de una la han emprendido con esos coches.

La AUGC considera --dice El Mundo-- "inaceptable y completamente inútil que continuamente se estén invirtiendo grandes cantidades de dinero en las numerosas reparaciones de dichos vehículos, malgastando el escaso presupuesto disponible". Y ahí tienen toda la razón, porque si un coche se estropea continuamente se convierte en un pozo sin fondo que es absurdo mantener.

De todas formas, lo de los interiores que vemos --ese estado "ruinoso", como titula El Mundo-- quizá sea harina de otro costal, y también quizá habría que preguntarse cómo han llegado esos vehículos a presentar un estado tan lamentable. Hay quien sostiene --y como toda opinión, es rebatible-- que un coche mal cuidado en el habitáculo denota un descuido en su mantenimiento. ¿Será este el caso?

Nota:


La imagen reproducida no se corresponde necesariamente con ninguna de las unidades a las que se refiere la noticia de El Mundo y se muestra sólo a efectos ilustrativos.

Vía | El Mundo Foto | Tjeerd Wiersma

Temas
Comentarios cerrados
Inicio