Darwin Awards, muertes absurdas

Darwin Awards, muertes absurdas
14 comentarios

Hoy se estrena en los cines españoles ‘Darwin Awards: Muertes de risa’ y nuestro lector octavio nos ha enviado la historia del ganador de este peculiar premio en 1995.

Estos premios se conceden a la muerta más absurda del año y la de ese año es cuanto menos surrealista. Un patrulla de Arizona descubrió los restos de un extraño accidente en la ladera de una montaña y tras investigar lo ocurrido, descubrieron que en el enorme boquete que había en la montaña, se encontraban restos de un coche y de un reactor de un avión de carga militar.

Tras continuar con las investigaciones, descubrieron que se trataba de un 1967 Chevrolet Impala al que le habían instalado un reactor JATO (Jet Assisted Take-Off). No se sabe como ni de que manera, un sargento de las fuerzas aéreas estadounidenses consiguió uno de estos reactores y decidió montarlo en su coche e irse al desierto a probarlo.

¿El resultado? Os lo podéis imaginar. Un cráter de 91 cm de profundidad en la roca a una altura de 38 metros. Al parecer, el pobre loco activó el reactor a 6,3 kilómetros del lugar del impacto (por las marcas dejadas en el asfalto), alcanzado rápidamente una velocidad de entre 400 y 480 km/h aproximandamente, recorriendo parte de los 6,3 km en unos 20 segundos, más o menos unos 4,2 kilómetros.

A partir de ahí, se detectaron en el asfalto de la carretera que empezó a frenar, desgastando completamente los frenos, neumáticos y parte de las llantas. Por algún extraño motivo, aquí el coche empezó a volar durante los 2,1 km restantes, impactando finalmente en la ladera de la montaña. Del conductor, sólo encontraron restos de pelo, dientes, algún cacho de hueso y un par de uñas…

Por lo visto, esta historia es real, así que si alguna vez tenéis pensado en meterle un jet a un VW Beetle (por poner un ejemplo), pensadlo un par de veces antes de hacerlo, igual os ponéis en órbita mucho antes de lo pensábais…

Por cierto, todo este me ha recordado una genial y desternillante canción deDefcondos, Pánico a una muerte ridícula.

Un saludo para octavio.
Más información | Darwin Awards
En Blog de cine | ‘Darwin Awards: Muertes de risa’ sobre las formas más indignas de morir
En MotorPasion | VW New Beetle con el motor de un jet

Temas
Comentarios cerrados
Inicio