Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Cuáles son las averías más frecuentes de los coches modernos?

¿Cuáles son las averías más frecuentes de los coches modernos?
Guardar
217 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los coches modernos tienen más componentes y son más complejos que los antiguos, algunas averías se han erradicado, pero hay otras nuevas a cambio. Nos ha llegado un informe de las averías típicas que han de solucionar los fabricantes dentro del periodo de garantía.

En el puesto número 1, la válvula EGR, que se encarga de recircular aire caliente al motor para que se caliente antes y reducir las emisiones de NOx. Los diesel sufren especialmente este mal, acumulación de carbonilla, sobre todo en zona urbana. Normalmente toca sustituir la válvula (unos 500 euros) o limpiarla.

Después, van los turbocompresores. Normalmente fallan por acumulación de carbonilla (diesel) o por una lubricación deficiente (culpa del usuario casi siempre). La avería suele costar 1.500 euros, salvo que el turbo gripe y se trague el motor algún pedazo, entonces el coste de la broma se dispara. ¿Alguien dijo BMW 320 td?

Motor Alfa Romeo

En tercer lugar, tenemos el volante bimasa, que no aguanta lo mismo que los tradicionales, y no nos referimos al volante de conducir, sino a volante motor. Despúes van los colectores de admisión e inyectores. Lo del volante suele costar 1.000 euros, 700 euros el colector ó 500 euros por inyector.

El sexto motivo son los elevalunas eléctricos, algo que los dueños de VAG conocen muy bien. Continuamos con los mandos, limpiaparabrisas, airbags, etc. Son averías entre 400 y 500 euros. Ese coste a veces equivale a lo que nos supone ampliar la garantía más allá de los dos años que deben ofrecerse por ley.

Un coche puede salir gamba en cualquier marca, la que sea. Lo que va cambiando es la probabilidad, hay marcas más fiables que otras. Por cierto, los turbodiesel, aunque son muy fiables en general, fallan en aquellos sistemas que se han añadido para potenciarlos o hacerlos menos contaminantes.

Motor Volkswagen

En un viejo diesel atmosférico no habrá problemas de turbo, ni de EGR, ni obstrucción del FAP, ni atasco de inyectores (aunque se eche biodiesel puro al depósito), etc. Ahora bien, esos motores eran lentos, torpes, contaminantes… pero muy fiables. Al final, tocó elegir, y nos quedamos con un mejor rendimiento.

Para evitar problemas de EGR, algunos optan por anular dicha válvula. Eso implica que sus motores contaminan más, tardan más en calentarse y consumen más. Cuando veamos un diesel echando humo negro, ¡tema serio hamijo! Es el anticipo de una avería mecánica más seria que ser un simple calamar.

La carbonilla se puede prevenir, conduciendo menos en ciudad (sobre todo en atascos), un buen acelerón en primera-segunda de vez en cuando (incorporaciones a carretera por ejemplo), cuidar la calidad del combustible, llevar el mantenimiento al día, no conducir a menos de 1.500 RPM acelerando fuerte (solo punta de gas), etc.

Ahora lanzo una pregunta, ¿que es lo último que se os ha estropeado en el coche? ¿Gasolina o diesel?

Fuente | Red Europea de Garantías de Vehículos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos