Compartir
Publicidad
Publicidad

Con esta cabaña rodante podrás cambiar de vistas cada vez que te canses

Con esta cabaña rodante podrás cambiar de vistas cada vez que te canses
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Escape es una firma afincada en Wisconsin especializada en viviendas prefabricadas y portátiles, cuenta con tres modelos de casas rodantes (que no son caravanas propiamente dichas) para alojar a dos, seis o hasta ocho personas. Vamos a fijarnos en la más pequeña de ellas, una curiosidad muy coqueta para los que les gusta disfrutar del aire libre.

Para empezar vamos a hablar de precio, porque barata no es. El modelo Vista (para dos personas) arranca más o menos en los 36.000 euros, pero si quieres un equipamiento mínimo y no quieres tu minicasita de campo con ruedas muy pelada, hay que subir hasta los 42.000 euros aproximadamente. No lo compares con una caravana, esto es un capricho.

2

¿Y por qué no lo consideramos una caravana? Fíjate en el diseño, no está hecho para rodar mucho, sí puedes desplazarla pero no es como para hacer cuatro viajes al año. Es una cabaña de montaña con paredes de madera de cedro y enormes superficies acristaladas. En un camping resultaría de lo más indiscreto, está pensado para acampada libre, algo complicado en España.

Cuca por fuera y también por dentro. No se ha escatimado en detalles y aprovecha el poco espacio disponible al máximo, pero con materiales de calidad y un diseño moderno. Las posibilidades de personalización son infinitas (con sobrecoste, claro) y puedes hacer esta vivienda biplaza a tu gusto.

3

Hay dos versiones, la normal tiene una longitud de 7,6 metros y la versión de carrocería larga llega hasta los 8,2 metros. La principal diferencia es el cuarto de baño, que en la pequeña es lo justo y necesario mientras que en la grande puedes poner bañera, lavabo con encimera y hasta una lavadora.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos