Compartir
Publicidad
Publicidad

A subasta el Buick M18 "Hellcat": el cazatanques que Buick fabricó durante la Segunda Guerra Mundial

A subasta el Buick M18 "Hellcat": el cazatanques que Buick fabricó durante la Segunda Guerra Mundial
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La histórica marca Buick es la premium de General Motors y una de las más vendidas en China, y además tiene un pasado muy bélico. Aunque tras la adquisición de Opel/Vauxhall por parte del grupo PSA pueda ponerla en peligro, no hemos venido a hablar de fusiones empresariales, si no de tanques destructores.

Buick fabricó el Buick M18, más conocido como "Hellcat" para el Ejército estadounidense en 1943. Fue el vehículo de combate más rápido de la Segunda Guerra Mundial, capaz de alcanzar velocidades de hasta 100km/h. Auctions America ha puesto uno de estos ejemplares a la venta, y el 12 de mayo puede que encuentre un nuevo dueño que esté dispuesto a pagar entre 253.000 y 322.500 euros por él. Nunca se sabe sabe si la Tercera Guerra Mundial anda cerca.

Como muchos otros fabricantes, cuando estalló en 1939 la Segunda Guerra Mundial, Buick tuvo que parar su producción de vehículos destinados al uso civil y dedicarse a la ingeniera y producción de material bélico, motores de aviación y tanques M18 como este. Alrededor de 2.500 M18 fueron construidos por la firma estadounidense entre 1943 y 1944. En concreto, un tanque destructor, pues sus 20 toneladas tenían el propósito de acabar con tanques enemigos.

El coche de carreras de la Segunda Guerra Mundial

M18 Hellcat Fires Italy

Esto era posible gracias a su velocidad y el armamento con el que contaba: un cañón antitanque M1A2 de 76 mm con 45 proyectiles capaces de penetrar hasta 10 centímetros de profundidad y una ametralladora Browning M2HB de calibre con 50.800 proyectiles.

Buick M18 Hellcat 9

Poniéndonos en perspectiva, la mayoría de tanques alemanes alcanzaban una velocidad máxima de 32 km/h, y el M18 "Hellcat" superaba los 100 km/h. Fue considerado como "el coche de carreras de la Segunda Guerra Mundial". A diferencia del resto de "cazatanques" de la Segunda Guerra Mundial, poseía un chasis exclusivamente fabricado para él, y además fue el primer tanque americano que tuvo una suspensión de barra de torsión.

Buick M18 Hellcat 13

Montaba un motor Continental R-975 C1 de 354 CV y tenía una longitud de 6,4 metros, una altura de 2,4 metros y una anchura de 2,7 metros. En 1942, el ejército estadounidense necesitaba algo así para combatir los tanques enemigos. Además, disponía de una torreta abierta que proporcionaba al que comandaba un campo de visión completo, aunque su posición le hacía vulnerable al alcance del enemigo.

El conductor se sentaba en la parte frontal izquierda, pero en el M18 "Hellcat" había sitio para otros tres tripulantes: un artillero, un cargador y el comandante, que también manejaba el armamento. La producción de un ejemplar costaba entonces 57.500 dólares, y ahora su precio por considerarse una parte de la historia se ha revalorizado, como era de esperar.

Vía | Carscoops
En Motorpasión | Buick y sus espectaculares concept-cars: fascinando personas desde 1938 | El Ejército estadounidense no sabe qué hacer con el Ripsaw EV2, un tanque de lujo de 608 CV

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos