Compartir
Publicidad
Publicidad

WRC: EL Rally de México pone a prueba a Sébastien Ogier

WRC: EL Rally de México pone a prueba a Sébastien Ogier
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer dio comienzo el primer rally de tierra de la temporada del WRC: el Rally de México, el que probablemente será la primera gran prueba de fuego para Sébastien Ogier. ¿Por qué? Precisamente porque por primera vez este año va a experimentar en sus carnes la desventaja extrema de salir el primero durante los dos primeros días del rallye, normativa reglamentaria que se ha introducido este año precisamente para perjudicar al líder del campeonato.

En efecto, abrir pista en tierra es posiblemente el hueso más duro de roer que tendrá el francés en esta prueba mexicana, pues su labor será limpiar la pista a los que vengan por detrás de él, especialmente a Jari-Matti Latvala, que saldrá cuarto con el coche que domina el campeonato, el Polo R, y al que todos los focos apuntan como el gran aspirante a aprovechar el tiempo que irremediablemente penalizará Ogier por ese condicionante. Pero ya se puede ir acostumbrando Ogier, pues México es simplemente el primero de seis rallyes de tierra consecutivos.

Pero si algo caracteriza México es precisamente la suma de condiciones atípicas que lo hacen un rally especialmente complicado para mecánicas y pilotos. Las condiciones de altura, calor y sequedad y la capa fina de tierra que cubre los tramos mexicanos, más gruesa de lo habitual, van a hacer que abrir pista sea una auténtica pesadilla. En efecto, el orden de salida durante esos dos primeros días de rally será un factor absolutamente clave, y puede dejarnos un último día de lo más emocionante para esta prueba mexicana.

Otra de las características peculiares del Rally de México es la altitud de los casi 400 km de tramos cronometrados por los que se disputa la prueba. Este factor es idéntico para todos, pero supone un reto importante especialmente para los motores, pues no bajar nunca de los 1.8000 metros sobre el nivel del mar, con el punto más alto en los 2.781 metros en el tramo El Chocolate, reduce la potencia de los motores en un 30% por la falta de oxígeno. Como los propios ingenieros de Volkswagen han dicho, es como "correr mientras respiras por un tubo". En palabras del propio Dr.Donatus Wichelhaus, Director de Desarrollo de Motores de Volkswagen:

"Por un lado, la presión de aire es menor con la altitud, lo que genera una reducción del oxígeno en el aire. Por otro lado, también hace que la resistencia del aire en el turbocompresor sea menor, por lo que el motor alcanza revoluciones más altas que en cualquier otro rally"

Destaca entre las novedades para este rally la vuelta al ruedo del español Dani Sordo, que llega con ganas de aprovechar su posición de salida en este rally tras perderse Suecia. También hay que remarcar la ausencia de las ansiadas actualizaciones al Hyundai (salvo un nuevo sistema de inyección), aunque se llegó a especular que el cambio de levas estaría para este rally. Habrá que esperar a Argentina.

¿Podrá superar Sébastien Ogier este nuevo reto que tiene al frente?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos