Publicidad

Gran Premio de tu casa 2020: Ruta del comedor a la cocina con un Ford Focus RS teledirigido

Gran Premio de tu casa 2020: Ruta del comedor a la cocina con un Ford Focus RS teledirigido
6 comentarios
HOY SE HABLA DE
Actualización:

Batapasión no podía durar mucho más allá del Día de los Inocentes, así que... vuelta a la normalidad. Para saber más sobre lo ocurrido aquí este 28 de diciembre, lee ¡Adiós, Batapasión! Abrid las ventanas y que corra el aire.

Ah, y no hagas ni caso a este... 'artículo' que estás leyendo ahora. No seas inocente...

Bienvenidos al Gran Premio de tu casa, una histórica carrera que llevaba muchos años descuidada pero que, por alguna razón, en 2020 ha recuperado todo su esplendor. El Gran Premio de tu casa consiste en llegar desde el comedor hasta la cocina con nuestro fantástico Ford Focus RS teledirigido.

Habrá quien piense que teniendo cocina americana no es una misión tan difícil, pero la organización del Gran Premio de tu casa no es tonta, y ha organizado una auténtica yincana por todos tus dominios que dificultarán mucho la labor del pequeño Marcus Grönholm. Os presentamos el recorrido de la carrera del año.

Kirara es el mayor peligro del Gran Premio, porque te perseguirá por toda la casa

Gran Premio Tu Casa 2020 Kirara en el Gran Premio de tu casa 2020

El Gran Premio de tu casa comenzará en el comedor, como mandan los cánones. Es una etapa que puede parecer sencilla, pero tiene sus trampas. Hay que evitar el cable de la lámpara, un enemigo que ha truncado muchas carreras prometedores. Las suspensiones de nuestro Ford Focus RS sufrirán su prueba más dura.

Aunque si algo dificulta la etapa del comedor es la presencia de la gata. A Kirara no le gustan las visitas, y mucho menos si van deprisa. El temple es muy necesario en un punto tan temprano del Gran Premio. Si te entusiasmas demasiado y vas demasiado deprisa, puede que Kirara te deje fuera de juego de un solo golpe. Si te lo tomas con paciencia, quizá solo juguetee contigo y te deje seguir.

Gran Premio Tu Casa 2020 40 Ford Focus RS

Superado este tramo toca un brusco giro a la derecha para afrontar el enlace del pasillo, hasta llegar a la peliaguda etapa del cuarto de baño. Se acabaron los mimos. Los neumáticos sorprendentemente lisos del Ford Focus RS sufrirán en el piso resbaladizo del baño. Habrá que tomar con mucha finura la rotonda Roca antes de regresar al enlace.

El siguiente enclave es la habitación principal, donde podremos presenciar todo tipo de horrores. Desde ropa apilada que podría caernos encima en cualquier momento hasta bolas de polvo rodantes que nos dificultarán la visibilidad. El agarre también puede ser delicado en esta zona debido a cierta suciedad que no sabemos cómo ha llegado hasta allí, así que solo los más hábiles llegarán al balcón.

Gran Premio Tu Casa 2020 45

Este punto es clave si queremos tener opciones de ganar el Gran Premio de tu casa. En la única etapa al descubierto del evento no solo podríamos encontrarnos las inclemencias meteorológicas, sino que algún pajarillo despistado acostumbra a posarse, y un choque podría ser letal para nuestras aspiraciones. Tendremos suerte si no está puesto el tendedero.

Tras otro giro a la derecha llegaremos a la habitación pequeña, el reino de Kirara. Tendremos que ser muy hábiles con el volante para esquivar su rascador, su bebedero y los múltiples juguetes que tiene desperdigados por la habitación. Y recemos para que no esté ella allí, porque es muy territorial. Podemos morir en la orilla.

Gran Premio Tu Casa 2020 50 Ford Focus RS Ferrari F1

Por el camino nos encontraremos a otros que ya lo intentaron antes, como Michael Schumacher con su Ferrari F2004. El coche más potente de la historia de la Fórmula 1 no resistió los ataques de Kirara y ahora yace fúnebre, y sin su alerón trasero, en la habitación. Es importante no perder la concentración hasta el final.

Gran Premio Tu Casa 2020 Circuito

Si salimos vivos de ese infierno la gloria será nuestra. Solo nos quedará una breve etapa de enlace por el pasillo hasta llegar a la cocina, donde el mayor peligro es esquivar a la fregona. Una vez conseguido, la gloria será nuestra, y podremos por fin hincar el diente a nuestro premio: ese bocadillo de lomo por el que llevas salivando toda la mañana. Disfrútalo, te lo has ganado.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio