Publicidad

Mercedes-Benz aparca (de momento) los coches autónomos para centrarse en los camiones sin conductor

Mercedes-Benz aparca (de momento) los coches autónomos para centrarse en los camiones sin conductor
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Parece ser que Mercedes-Benz tiene claro que no es el momento de seguir invirtiendo recursos en los vehículos de pasajeros sin conductor y prefiere tirar por lo alto.

Según ha publicado la cabecera Driven la marca de las estrella ha retrasado la introducción de coches autónomos para centrarse en vehículos eléctricos y camiones autónomos, según recientes declaraciones del presidente de Daimler, Ola Kallenius.

Primero, los camiones

Freightliner eCascadia y eM2
Freightliner eCascadia y Freightliner eM2.

"Con respecto a la autonomía total, cambiamos la prioridad en términos de despliegue de tecnología y hemos colocado los camiones por delante de los automóviles", ha dicho Kallenius, justificando la decisión por considerar los vehículos pesados un área de negocio más atractiva.

Pero el hecho de centrar esfuerzos en estos vehículos no significa que la marca alemana vaya a renunciar a desarrollar coches equipados con tecnología autónoma; es una forma, según ha explicado el CEO, de obtener beneficios antes.

Las compañías hermanas de Mercedes-Benz como Freightliner serán los socios perfectos para tal iniciativa, especialmente con la aparición de camiones eléctricos como el eCascadia o el eEconic, un camión eléctrico que recogerá la basura sin emisiones y en silencio desde 2021.

Por otra parte, en septiembre de 2019 Daimler Trucks empezó a probar en carreteras públicas de Virginia, Estados Unidos, sus camiones equipados con un nivel de conducción autónoma 4; solo un nivel por debajo de la panacea de la conducción automatizada al 100 %: el nivel 5.

Mercedes-Benz eEconic, camión de basura eléctrico

La decisión del fabricante alemán tiene sentido: la automatización y la electrificación resultan perfectas para transportar mercancías de un punto A a un punto B de forma eficiente. Con los motores eléctricos se eliminan las emisiones contaminantes directas y con un software de conducción autónoma se elimina el factor humano y se aumenta la eficiencia (adiós a las pausas obligatorias o las distracciones al volante).

Pero lo que puede ser una ventaja también se convierte en inconveniente, pues al eliminar el factor humano borramos de un plumazo la profesión del camionero y la del transportista.

Lo cierto es que la esfera del transporte de mercancías -ya sea por aire, mar o tierra- necesita urgentemente un cambio de paradigma, y los camiones eléctricos, autónomos y en convoyes e incluso los de hidrógeno ya se plantean como la única alternativa para alcanzar los objetivos de la Unión Europea de descarbonizar la economía para 2050.

De hecho el consorcio Hydrogen Europe, que cuenta con 150 socios (entre los que se encuentran Daimler, Honda, Hyundai, BMW o Toyota), además de la Comisión Europea, se ha reunido recientemente para reivindicar el despliegue de los camiones de hidrógeno.

Entre los objetivos que se han suscrito se encuentra la comercialización de 95.000 camiones de hidrógeno y 1.000 hidrogeneras para 2030. Veremos.

En Motorpasión | Camioneros por vocación: "No cambiaría mi oficina con ruedas por nada del mundo"

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios