Publicidad

Tengo una pregunta para usted: ¿por qué el Gobierno no cambia los Audi A8 por un Seat Toledo?

Tengo una pregunta para usted: ¿por qué el Gobierno no cambia los Audi A8 por un Seat Toledo?
82 comentarios
HOY SE HABLA DE

Ayer por la noche TVE emitía el programa “Tengo una pregunta para usted”, con Zapatero contestando a las preguntas de varios ciudadanos. Una de ellas seguro que llamó la atención a todos los lectores de Motorpasión: “Si el Gobierno recomienda consumir productos españoles, ¿por qué sus coches oficiales son Audi fabricados fuera de España en vez de utilizar un modelo como el Seat Toledo?”

Intentaré contestar a la pregunta, metiéndome lo mínimo en el terreno político para evitar piedras de un lado y del otro, como suele ser habitual en estos casos. Mi impresión es que ni al ciudadano que hacía la pregunta se le veía muy enterado ni Zapatero controlaba demasiado el mapa de fabricantes de automóviles como para dar una respuesta contundente.

La clave sin duda está en el concepto “productos españoles”. En el supermercado podemos averiguar la procedencia de un producto pero, ¿qué es un coche español?

La industria del automóvil, y en general casi todas debido a la globalización, son una maraña bastante compleja de entender, y si no que se lo pregunten a los inversores en “activos tóxicos”, gente en teoría experta que realmente no sabía lo que compraba. Así planteado, parece difícil saber cómo podemos contribuir a la utilización de productos españoles. Pero intentemos clasificarlos:

  • Coche sentimentalmente español: el Seat Toledo, si duda. Seat tiene sus orígenes en España, aunque ahora pertenece al grupo VAG, con capital alemán. Pero si buscas un coche para pegarle un toro de Osborne en el paragolpes trasero, Seat es la respuesta. Claro que el Toledo no sería el modelo más adecuado como coche oficial, podríamos darle una oportunidad al Seat Exeo (que por otra parte es el anterior Audi A4, alemán de pura cepa…)
  • Coche relamente español, producto nacional: tendríamos que unir una empresa con capital español y fábricas en España. Es decir, que la mayor parte del pastel quede en casa. La repuesta es ninguna. Hay fabricantes como URO, pero ninguno que haga berlinas que pudieran resultar adecuadas.
  • Coches que muevan la economía española: quizás esta hubiera sido la pregunta adecuada. Seat tiene fábricas aquí, al igual que otras marcas como Opel, Renault, Citroën, Nissan o Ford, por citar algunas. Posiblemente en términos de reactivación de nuestra economía, muchas de estas marcas se pueden considerar tan “españolas” como Seat.

A partir de aquí podemos empezar a darle vueltas al asunto todo lo que queramos. Por ejemplo, si realmente serviría utilizar un Seat: quizás no directamente pero sí indirectamente.

Después, si una berlina de una categoría inferior al Audi A8 podría hacer las tareas de coche oficial. Seguro que sí, pero realmente tampoco ahorraríamos tanto (presidente sólo hay uno), y realmente estamos hablando de marcas y no de ahorro.

El interés sería mayor por el “efecto imitación”: apoyar a una marca con fábricas en España. ¿Y qué opciones encontramos aquí? Citroën C6 o Renault VelSatis, por ejemplo. Si merece la pena o no, ya queda como cuestión política. Y aquí me planto.

Vídeo | RTVE.es
En Motorpasión | El precio de los coches oficiales de los alcaldes y la polémica de su elección, El “tuning institucional” de los políticos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio