La Unión Europea relaja la ley de emisiones, beneficiando a quien peor lo hace

La Unión Europea relaja la ley de emisiones, beneficiando a quien peor lo hace
19 comentarios

Por desgracia, la historia no le resultará extraña a nadie. El Parlamento Europeo propone una ley, los grandes grupos de poder (económicos en este caso) protestan, el proceso se va retrasando y debilitando hasta que finalmente la ley que se publica es una ley descafeinada.

Así ha ocurrido con la ley sobre reducción de emisiones de CO2 de la Unión Europea. Inicialmente se obligaba a los fabricantes a que su flota media emitiese menos de 130 gramos por kilómetro, y establecía un impuesto para aquellos que no lo cumpliesen. Quien contamina paga, hasta aquí bien.

Pero obviamente los fabricantes protestaron, y parece que han ganado. No todos los fabricantes tendrán el mismo límite, y en 2012 sólo el 65% de la flota tendrá que cumplir con el límite.

Este límite aumentará progresivamente: el 75% en 2013, el 80% en 2014 y el 100% en 2015. La pregunta es: ¿es necesaria la ley para esta reducción? ¿Alguien duda de que en 2012 el 65% de los coches que se vendan estén por debajo de los 130 gramos de CO2? La respuesta, más adelante.

Fiat tiene menos derecho a contaminar que BMW y Mercedes

Otra modificación que se ha introducido es el límite relativo al peso medio de la flota. Es decir, Fiat deberá estar por debajo de los 112 gramos, mientras que otros fabricantes como Mercedes y BMW tienen de límite hasta 137 gramos por kilómetro.

¿Y qué pasa si Fiat ha invertido más en desarrollar materiales ligeros, mientras que a Mercedes y BMW les ha dado igual? Este es quizás el punto más polémico de la modificación, ya que las leyes que exigen más a quien lo ha hecho mejor suelen ser un freno al desarrollo.

¿Y qué pasaría sin esta ley?

Como decíamos antes, que el 65% de los coches que se vendan en 2012 estén por debajo de los 130 gramos de CO2 por km parece un hecho que ya va a ocurrir y no la imposición de una ley.

Según un estudio realizado por empresas independientes o afines a los fabricantes, esto supone una reducción anual de un 3% de las emisiones durante los próximos seis años. Si ahora vamos a los datos de ventas, hasta el mes de Octubre de 2008 (último dato que tenemos disponible) las emisiones medias de los coches vendidos en España era de 151,7 g/km, lo que supuso una reducción del 3,8% respecto al mismo período del pasado año.

Conclusión: actualmente las emisiones se están reduciendo a un mayor ritmo del que marca la ley. ¿De qué sirve entonces? El mercado, la competitividad y el precio del petróleo llevan tiempo marcando el ritmo.

Al conocer esta noticia, la asociación de fabricantes europeos ha pedido un crédito a bajo interés de 40.000 millones de euros para hacer frente a estos cambios. Nada más que añadir.

Fuente | Automotive News
En Motorpasión | El consumo y las emisiones de los superdeportivos, La Unión Europea no llega a un acuerdo sobre la reducción de emisiones

Temas
Comentarios cerrados
Inicio