Compartir
Publicidad

La recuperación de GM y Chrysler fue en gran parte gracias a los mayoristas

La recuperación de GM y Chrysler fue en gran parte gracias a los mayoristas
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando GM y Chrysler se enfrentaron a la quiebra, uno de los temores era que sus ventas caerían, ya que, entre otras cosas, los particulares prefieren no comprar un vehículo que es posible que a medio plazo sea difícil y costoso de reparar ante la falta de piezas.

Afortunadamente para las de Detroit el plan de rescate de Obama dio sus frutos, pudieron devolver el dinero y sus ventas están ahora mismo creciendo. De hecho, es la primera vez en 9 años que sus números están en verde.

Lo curioso es que fueron los mayoristas, (empresas dedicadas al alquiler de vehículos, flotas comerciales y gubernamentales) los que impulsaron la recuperación de ambas marcas, ya que la venta de vehículos a particulares permaneció prácticamente constantes (e insuficiente dada la situación de bancarrota de estas marcas).

Chrysler 1

Tanto es así que durante este año las ventas a mayorista representaron para GM un 53% (400.000 unidades) y un 40% para Chrysler con 242.000 unidades. Hay que decir que no son las únicas que colocan sus vehículos en este tipo de intercambios. De hecho Ford vende a mayoristas el 35 % de sus vehículos.

La explicación sobre este fenómeno puede ser compleja pero desde mi punto de vista hay dos razones. En primer lugar los vehículos comprados por mayoristas tienen una vida útil corta, por lo que una vez amortizados se sustituyen por otros, y durante ese periodo es poco probable encontrarse con problemas para reparar sus vehículos por falta de piezas.

En segundo lugar en un momento de incertidumbre en el que hay que vender vehículos como sea, seguramente los descuentos a este tipo de clientes fueron más importantes de lo habitual si los comparamos con los que se puedan hacer a particulares.

Chrysler 2

Aún así no parece que esta situación pueda a corto plazo perjudicar a las dos de Detroit. Para empezar las ventas de particulares se mantuvieron constantes, y ciertamente se pueden mejorar. Por otro lado una parte importante de las ventas a mayoristas fueron vehículos comerciales, donde aún las marcas americanas tienen ventaja.

En definitiva un plan estratégico que si bien no es el que muchos pensábamos, ha permitido a estos dos gigantes volver a los número verdes. Esperemos que aprovechen la oportunidad para llevar a cabo las reformas que el sector automovilístico americano necesita.

Vía | Autoblog En Motorpasión | La pesada carga de Obama, General Motors y Chrysler devuelven las ayudas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio