Compartir
Publicidad

Indonesia busca el apoyo de Volvo y Renault para fabricar allí coches eléctricos y usa el níquel como reclamo

Indonesia busca el apoyo de Volvo y Renault para fabricar allí coches eléctricos y usa el níquel como reclamo
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Allá por 2015 el ministro de Investigación y Tecnologia de Indonesia, Muhammad Nasir, ya puso sobre la mesa los planes del país para fabricar coches eléctricos, competir contra la hegemonía de Japón y Corea del Sur en Asia y de paso atajar el problema de la disminución de reservas de petróleo.

Según explica Autonews Europe, Indonesia, que cuenta con enormes reservas de níquel, está buscando inversiones de Renault y Volvo para que los coches eléctricos representen una cuarta parte de la producción de vehículos en 2030.

El níquel como importante baza

Volvo XC40

El Gobierno indonesio ha pedido a Renault y Volvo que consideren construir fábricas o unidades de ensamblaje, ya que prevé la producción de 750.000 vehículos eléctricos para 2030. El presidente, Joko Widodo, ha prometido incentivos fiscales para atraer la inversión extranjera en coches eléctricos al tiempo que penaliza la compra de coches impulsados por combustibles fósiles.

Desde Renault aseguran que primero deberán realizar un estudio de viabilidad, mientras que Volvo aún no se ha pronunciado. Sin embargo, Indonesia cuenta con un importante punto a favor: las reservas de níquel, un material utilizado en la fabricación de baterías.

Según el Southeast Asia Globe, Indonesia albergará la primera planta para producir baterías de iones de litio. Se espera que las operaciones comiencen en 2020, aunque al parecer el proyecto aún precisa de permisos ambientales.

El proyecto, presupuestado en 700 millones de dólares, pertenece al grupo chino Tsingshan, y permitirá a Indonesia exportar sulfato de níquel. En esta planta, Tsingshan y sus socios planean producir 131.000 toneladas de cristales de sulfato de níquel, 13.000 toneladas de cristales de sulfato de cobalto y 27.000 toneladas de cristales de sulfato de manganeso por año.

renault zoe

"Queremos hacer los componentes aquí. Es por eso que ahora estamos buscando un fabricante de baterías, ya que tenemos las materias primas", ha dicho el ministro de Industria, Airlangga Hartato. Este país tiene alrededor de 3.500 millones de toneladas métricas húmedas de níquel, una industria que seguirá creciendo debido al auge de los coches eléctricos.

Indonesia es el segundo mayor productor de automóviles en el sudeste asiático después de Tailandia, y sexto productor mundial de níquel. Con el impulso de la electromovilidad su objetivo es ahorrar casi 50.000 millones de euros que cuesta su dependencia del crudo y las importaciones.

Ya en 2018 Hyundai mostró su interés en fabricar en el país asiático, asegurando que fabricará 250.000 unidades al año.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio