Compartir
Publicidad
Publicidad

¿En qué afecta al automóvil que el Partido Popular haya ganado las elecciones?

¿En qué afecta al automóvil que el Partido Popular haya ganado las elecciones?
Guardar
91 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El tema del día es el giro de 180º que ha pegado el mapa político en España, o si preferís una denominación más automovilística, el sobreviraje al centro-derecha. En este artículo no voy a verter ninguna opinión al respecto, me voy a limitar a explicar la mentalidad del PP en temas que tocan de cerca al automóvil.

Como ya ha expresado mi compañero Héctor, hay que tomar medidas para regenerar el sector automovilístico, vital para nuestra economía, aunque seamos fuertemente dependientes de las exportaciones (aproximadamente exportamos 4 de cada 5 coches). Por otra parte, está la cuestión de la seguridad vial, y que afecta directamente a la DGT.

Durante el Gobierno del PSOE, si nos ceñimos al programa electoral de 2004 y el de 2008, lo cierto es que se ha cumplido ampliamente. Ahora bien, los medios utilizados no nos han parecido tan adecuados como el fin perseguido. Con el nuevo Ejecutivo, espero muchos cambios al respecto.

España y el automóvil

El programa electoral del Partido Popular

Suerte que conservo un enlace directo al programa electoral (PDF), pues en su página Web no he conseguido encontrarlo hoy. He transcrito casi literalmente lo relativo a este tema, y cada uno es libre de leerse el programa para verificarlo:

  • Uso más eficiente de los coches oficiales
  • Impulso al sector de la automoción
  • Mejora de la red de carreteras del Estado (dependientes de la Administración central)
  • Mejora de la coordinación en atención a víctimas de accidentes de tráfico
  • Adecuación de los límites de velocidad de acuerdo a consideraciones objetivas (siniestralidad, contaminación, calidad de la infraestructura, trazado, afección sonora)
  • Avanzar en la educación vial desde la escuela
  • Estudios de impacto de seguridad vial en infraestructuras nuevas y existentes
  • Política de seguridad vial que prime los aspectos preventivos sobre los recaudatorios
  • Se regulará que las administraciones públicas tengan la obligación de suprimir los puntos negros y tramos de concentración de accidentes
  • Se mejorará la seguridad activa y pasiva de peatones, ciclistas y motoristas a través de señalización y barreras protectoras adecuadas
  • Mejora del transporte colectivo (Cercanías, infraestructuras aeroportuarias, mercancías por FFCC) y la implantación de las TIC para la mejora de los accesos congestionados a las ciudades

Mariano Rajoy

Lo que interpreto del programa electoral

Los que hemos seguido últimamente la actividad de los partidos políticos, hemos visto las intenciones del Partido Popular. Por ejemplo, el Plan VIVE se criticó en sus inicios porque era prácticamente inservible. Luego, cuando las condiciones se racionalizaron, la postura cambió.

En cuanto al Plan 2000E, el PP junto a CiU abogó por la renovación de las ayudas a la compra como forma de estimular al sector del automóvil. El PSOE se negó después de la prórroga de enero de 2010. Los fondos no solamente se acabaron, sino que hay concesionarios que aún no cobraron las ayudas que adelantaron a sus clientes.

Dado que el Plan 2000E era rentable y proporcionaba al Estado más dinero del que invirtió, podemos apostar por su retorno. De todas formas, tal y como apostilló el candidato a la Presidencia, primero hay que ver en qué estado están las cuentas del Estado, y después se verá. En las CCAA han aparecido muchas “sorpresitas” desagradables.

Concesionario vacío

Dado que el automóvil es un gran empleador, debo suponer que se hará lo posible por aumentar el compromiso de los fabricantes con España y aumentar partidas de I+D. Después de todo las fábricas españolas están muy bien consideradas en cuanto a productividad (Vigo, Almussafes, Figueruelas, etc).

La mejora del transporte de mercancías también debería colaborar en ese sentido, aumentando el uso del ferrocarril y reduciendo el tráfico de camiones. Habrá que ver qué cambios hay en materia de regulación laboral, en ese tema se esperan cambios sustanciales.

Respecto a los coches oficiales, se aboga por su racionalización, y un uso más eficiente. A lo largo de sus ayuntamientos o autonomías encontramos ejemplos tanto buenos como malos de gestión. Este tema se ha vuelto muy sensible por la opinión pública, se perciben como un privilegio por cantidad y calidad de los coches.

Audi A8 Security

Por ejemplo, el alcalde de Alcobendas, de cuya población tiene muy poco paro, tiene un Audi A6, mucho más justificado que el Audi A8 Security (blindado) que había en Castilla-La Mancha para el Presidente autonómico. En un pueblo pequeño el regidor va que se mata con una berlina generalista de segmento D.

Pero si hay algo que nos molesta es que la clase política no de ejemplo, máxime si por otro lado se nos exige a nosotros que seamos modélicos. La política de seguridad vial de los socialistas va a ser revisada, pero con muchísimo cuidado, porque un repunte de la siniestralidad sería tremendamente impopular.

Fijémonos en su intención de poner límites de velocidad de acuerdo a cuestiones objetivas. Es una hoja de doble filo, puede implicar subidas de límites, pero también reducciones. En el pasado, el PP ha solicitado más de una vez la subida del límite genérico a 130 ó 140 kilómetros/hora.

Seguridad vial

El PSOE estuvo férreo en su línea de mantener los 120, salvo de marzo a junio (110 km/h). La DGT de Pere Navarro prefirió el hostigamiento de nuestra opinión desfavorable a cambio de mejorar las cifras de siniestralidad. Nos guste o no, su influencia ha tenido, entre otros factores (mejora de coches y vías, conductores más prudentes, etc).

Según el programa electoral, no sabemos gran cosa de qué pretenden hacer, pero a tenor de lo que han pedido antes en el Congreso podemos hacernos una idea. Pero ojo, que estos cambios no son rápidos y llevarán meses. No estoy insinuando que el 1 de enero de 2012 se pueda ir a 140 con tranquilidad, que nadie me malinterprete.

Lo estrictamente cierto es que las cifras de reducción de muertos y heridos no pueden seguir bajando hasta el cero, algún año habrá un repunte y nadie querría, con perdón, cargar con el muerto. Las reformas deben hacerse con mucho tiento, y no necesitan el beneplácito de ninguna otra opción política, la mayoría absoluta es lo que tiene.

140 km/h

Si nada se tuerce, quedan cuatro años de legislatura del PP. En los próximos días iremos conociendo sus ideas e intenciones más concretas. Sabemos que habrá medidas impopulares, es una ingenuidad pensar lo contrario, no se sale de una crisis sin hacer sacrificios ni esfuerzos.

El nuevo Gobierno, como muy pronto, estará funcionando antes de Nochebuena. Más allá del programa y de su trayectoria reciente en Congreso, no voy a hacer pronósticos sin base. Lo que está claro es que no se espera una política continuista en la DGT, ni en otras muchas cosas.

¿Quién será el nuevo Director de la DGT? ¿Conduciremos más seguros o con menos miedo de multas? ¿Se sacará a los concesionarios del atolladero? ¿Privatizar el servicio de Cercanías (está en el programa) vendrá bien? ¿Qué infraestructuras se sacarán adelante? ¿Estaremos más contentos con el nuevo Gobierno?

Son muchas preguntas, y de momento, hay pocas respuestas.

Fotografía | Flickr de @populares (I, III)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos