Compartir
Publicidad
Publicidad

Bosch hace un 'all in' en la conducción autónoma e invierte 1.000 millones en una fábrica de chips

Bosch hace un 'all in' en la conducción autónoma e invierte 1.000 millones en una fábrica de chips
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La multinacional alemana de componentes Bosch ha hecho un 'all in' en la tecnología autónoma con una inversión de casi 1.000 millones de euros en una planta de chips seminconductores en Alemania. Se trata de la inversión individual más importante de su historia, y deja claro que se prepara para el abordar el incremento de la demanda de componentes en la automatización de vehículos.

La fábrica, que está siendo construida en Dresde, dará trabajo a 700 personas y deberá estar terminada a finales de 2019. Bosch se sumerge en un importante proyecto mientras la sombra del Dieselgate planea sobre la multinacional. Un reciente estudio ha determinado que el software de Bosch detectaba que el vehículo estaba siendo sometido a una prueba de emisiones de gases y producía menos NOx.

La mayor inversión en 130 años

Bosch Waferfab Reutlingen 062016 Img H900 6

Hace unos meses Bosch y el consorcio automovilístico Daimler (Maybach, Mercedes-Benz, Smart) unieron fuerzas para desarrollar un software de conducción autónoma. El objetivo es que para 2020 exista un servicio de transporte privado bajo demanda utilizando esta tecnología con los más altos niveles de autonomía (4 y 5).

Según la compañía, todos los automóviles vendidos a nivel global durante el año pasado tenían un promedio de nueve chips fabricados por Bosch.

A través de un comunicado, Bosch ha asegurado que la fábrica es la mayor inversión que ha hecho la empresa de componentes en más de 130 años de historia. Los chips serán añadidos a sensores de airbag, dirección autónoma y tecnologías de comunicación.

Bosch Waferfab R

Según la compañía, todos los automóviles vendidos a nivel global durante el año pasado tenían un promedio de nueve chips fabricados por Bosch.

El proceso de producción de chips semiconductores comienza siempre con un disco de silicio, conocido como oblea, y la nueva planta estará dedicada a la fabricación de chips sobre la base de obleas de 12 pulgadas. Cuanto mayor sea su diámetro, más chips se pueden fabricar por ciclo de máquina.

Si tenemos en cuenta que las obleas convencionales tienen un diámetro de entre seis y ocho pulgadas, la tecnología de obleas de 12 ofrece una economía a escala que puede permitir a Bosch afrontar la demanda de componentes orientados a la tecnología autónoma.

Bosch Building

Desde agosto de 2016 la empresa alemana está bajo el punto de mira en el caso Dieselgate por desempeñar, según las acusaciones, un papel crucial en el proceso fraudulento.

Según un reciente estudio, Bosch creó el software que habilitaba a Volkswagen y a Fiat Chrysler a evadir las normas de emisiones diésel durante años. La compañía, por su parte, siempre se ha escudado en que no es responsable de cómo los fabricantes integran sus componentes en los vehículos.

Vía | Automotive News
En Motorpasión | Daimler y Bosch se unen para poner vehículos completamente autónomos en las carreteras en 2020 | No se salva nadie: General Motors, Daimler y Bosch, involucrados en el entramado Dieselgate

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos