Compartir
Publicidad

Hyundai estrena en el i30 el acabado N Line: aspecto más deportivo y también un mejor comportamiento

Hyundai estrena en el i30 el acabado N Line: aspecto más deportivo y también un mejor comportamiento
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras el lanzamiento de la variante más deportiva de su compacto, el Hyundai i30 N, la marca coreana quiere llevar ese carácter deportivo al resto de versiones de la gama, y lo hace mediante un acabado denominada N Line que acerca cualquier Hyundai i30 convencional al primo de zumosol, el i30 N.

Este Hyundai i30 N Line, disponible en Europa a partir de este mismo verano, es el primero de una familia de variantes que imaginamos se expandirá por toda la gama de la marca, confeccionando las versiones de aspecto más deportivo de los diferentes modelos de la marca, que además gozarán también de sutiles mejoras a nivel de motor y chasis.

El acabado N Line aporta elementos de diseño específicos tanto por fuera como por dentro, pero no se ciñe únicamente a lo estético, ya que las variantes N Line también contarán con una suspensión, unos frenos y un motor con una puesta a punto específica para añadir algo más de picante al conjunto.

Hyundai i30 N Line
Hyundai i30 N Line

Para empezar, hay paragolpes delantero y trasero de diseño propio con detalles contrastados en color plateado, llantas de aleación de 18 pulgadas en diseño específico (que en el i30 de cinco puertas no estaban disponibles hasta ahora), una doble salida de escape o emblemas N Line.

En el habitáculo, por su parte, se incluye un volante deportivo forrado en cuero perforado, pedalera metálica o pomo del cambio también de metal, y se ofrecen en opción unos asientos tapizados en ante y con logotipos N que sujetan mejor el cuerpo, según Hyundai.

Hyundai i30 N Line
Hyundai i30 N Line

Mejoras también más allá de lo puramente estético

Lo mejor de todo es que este acabado N Line, disponible con los motores 1.4 litros T-GDI de 140 CV y 1.6 litros CRDi (diésel) de 136 CV, no es simplemente para hacer parecer más deportivo el i30 (en este caso, mientras llegan otros modelos con el mismo apellido) sino también para aportarle un toque extra de deportividad que el resto de hermanos de gama no tendrán.

En los N Line se ha ajustado por ejemplo la suspensión de manera específica (no se detalla cómo exactamente), se ha mejorado la respuesta del acelerador y ahora calzan neumáticos Michelin Pilot Sport 4 y montan unos discos de freno más generosos (de 16 pulgadas, una más que el i30 normal).

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio