Compartir
Publicidad
¿Por qué comprar un navegador teniendo móvil? Probamos el TomTom Start 52
Gadgets

¿Por qué comprar un navegador teniendo móvil? Probamos el TomTom Start 52

Publicidad
Publicidad

Las ventas de navegadores para coche cayeron en picado con la llegada de los smartphone, ya que muchos conductores apuestan por ahorrarse la compra de un navegador y utilizar directamente una aplicación desde su teléfono móvil. Esto ha obligado a los fabricantes de navegadores a ponerse las pilas para ofrecer productos mejores y más económicos.

Los navegadores específicos para coche tienen ciertas ventajas respecto a un teléfono móvil, vamos a repasarlas y luego os contamos cómo nos ha ido después de probar en profundidad el modelo de acceso de TomTom, el Start 52.

Ventajas de un navegador frente a un móvil

¿Por qué deberíamos invertir 130 euros en un navegador en vez de utilizar el teléfono móvil para esta función?

Tomtom 5
  • Generalmente el manejo de un navegador es más sencillo
  • Más volumen para las instrucciones habladas
  • Pantalla de gran tamaño
  • Incluye avisos de radares de tráfico
  • La instalación es sencilla y segura
  • No le pegas la paliza al móvil en viajes largos en los que le haces estar encendido durante horas
  • Hay modelos con Bluetooth que permiten conectar el móvil para hacer las funciones de manos libres si el coche no tiene este sistema

A prueba el TomTom Start 52

La versión de acceso es el Start 42 con pantalla de cuatro pulgadas y un precio de 130 euros, nosotros hemos probado el Start 52, que tiene una pantalla de cinco pulgadas y un precio de tarifa de 150 euros, aunque por la red puedes conseguirlo por unos 130 euros.

Tomtom 2

Cuenta con la nueva interfaz de la marca que aporta una utilización más intuitiva. Incluye actualización de mapas de por vida, tres meses de radares de tráfico y cartografía de 23 países europeos. El soporte se fija al parabrisas mediante una potente ventosa y el navegador se encaja en éste por presión (el imán se reserva para los modelos más altos de gama).

Tiene batería con una duración de hasta una hora, el cable de alimentación es USB y micro-USB, pero además tiene un adaptador para las tomas de mechero.

Tomtom 3

Nos ponemos a toquetear y descubrimos una pantalla muy precisa, no tanto como en los modelos más caros de TomTom, pero sí mucho más rápida a la hora de teclear y más precisa que los modelos de hace pocos años. Podemos buscar nuestro destino desde el menú de búsqueda (por dirección, coordenadas, etc.) o directamente pinchando en el mapa, que tiene un movimiento fluido y no tarda en ampliar y reducir.

Una vez en ruta se agradece la indicación anticipada de carriles, que deja las cosas mucho más claras cuando llegas a las intersecciones. El altavoz permite un buen volumen para los avisos e instrucciones habladas, personalmente con llevarlo al 50 por ciento me resulta más que suficiente incluso con música a no ser que se trate de un coche muy ruidoso.

Tomtom 4

Es rápido recalculando, un punto donde gana con holgura a la mayoría de teléfonos móviles. Pero en este caso no hay tarjeta SIM y carece de información del tráfico. Se trata de un modelo básico y hay que tomarlo como lo que es, pero es cierto que cuando estás acostumbrado a contar con esta información luego la echas de menos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos