Compartir
Publicidad

Y pasó el primer GP de Corea del Sur de Fórmula 1. ¿Aprobado o suspenso?

Y pasó el primer GP de Corea del Sur de Fórmula 1. ¿Aprobado o suspenso?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tenía muchas ganas de hacer este post. Quizás es masoquismo o que en cuanto veo que de forma general llueven críticas negativas a diestra y siniestra contra algo, procuro ver primero e informarme antes que lanzarme a favor de la corriente. El nuevo y primer GP de Corea del Sur de Fórmula 1 ya ha pasado, y todos sabemos y llevamos más o menos el tortuoso estreno que ha tenido el nuevo destino asiático de la Fórmula 1.

Pero no sé, a mí al final y digan lo que digan, me dejó un muy buen sabor de boca, una carrera espectacular y emocionante y un circuito que me ha encantado. Y por lo que llevo leído y oído, parece que no soy al único que al final esta nueva aventura de la Fórmula 1 que parecía otra excentricidad más de Bernie Ecclestone le ha dejado buenas sensaciones. ¿Merece un aprobado o un suspenso? Vamos a verlo.

El nuevo Korea International Circuit gestionado por KAVO y enclavado en Corea del Sur en la región de Yeongam se las prometía muy felices hace un año cuando se confirmaba su presencia en el calendario de la Fórmula 1 2010. Pero parece que por la problemática climática de fuertes lluvias que sacuden normalmente a los archipiélagos de Asia y Japón se sucedían los retrasos en su construcción. Hasta el punto de que dos días antes del GP todavía estaban rematando la pista. Un mal día lo tiene cualquiera... y una racha inoportuna también.

Adornos circuito de Yeongam

Y rematando casi entre comillas, porque llegaron los primeros entrenamientos libres y salía a relucir que como buen asfalto nuevo la pista deslizaba muchísimo, y eran patentes los restos de polvo ambiente y de obra, además de la propia tierra de los aledaños del circuito que aún suelta por las labores de construcción, se levantaba en nubes de polvo al paso de los coches. Lo cual tampoco favorecía el agarre. Para unos un desafío, para otros una puñeta que el coche se mueva tanto, mientras Hermann Tilke cruzaba los dedos porque el espectáculo compensara el retraso en la finalización de su antepenúltima obra. Algo inaudito que yo recuerde.

Para colmo de poco sirvió que los monoplazas del circuito fueran depositando goma con el paso de los tests, y que las asistencias se preocuparan de intentar limpiar la pista lo mejor posible. Las previsiones meteorológicas daban lluvia, y vaya si la hubo las cuales “lavaron” la pista. Además de que en pleno fin de semana pues se mejoraron algunos pianos en el último momento para evitar posibles accidentes y daños graves en los monoplazas (que saltaban literalmente sobre ellos, es decir que de haber daños, tengo claro en principio de quién sería la principal carga de culpa). Más cambios sobre la marcha para pilotos y equipos. Qué sin vivir.

La parrilla de salida del primer GP de Corea del Sur de Fórmula 1 en 2010

Con este panorama estábamos desde España a eso de las 4:00 AM desde el viernes. Y el domingo a las 8:00 AM ahí estábamos muchos como siempre para ver la salida y comienzo del Gran Premio que tocaba (mención a parte para los que desde las 6:00 se vieron los previos correspondientes). Y el nuevo circuito de Yeongam no las tenía todas consigo para ver comenzar la carrera. Llovía fuerte, pero nada del otro mundo. El problema era que la pista dejaba relucir en el último momento que su capacidad de drenaje merece recibir un vistazo de los ingenieros. Pero por entonces, escobas de goma y pasear los coches y algo de maquinaria para ir mitigando el exceso de agua es lo que se podía hacer.

Hasta dos retrasos de la salida se sucedieron, de forma que la carrera no comenzó hasta hora y media después de lo previsto, cuando la lluvia ya daba tregua. Y menos mal, porque muchos ya nos esperábamos otra plantada por el temporal como la del GP de Malasia de 2009. La idea de muchos sufridores aficionados de volverse a la cama a recuperar mejor horas de descanso dando por hecho que ahí no correría nadie pasó por muchas cabecitas, aunque final creo que todos aguantamos. Siempre en menor medida de esfuerzo que el público que acudió de forma notable al circuito rascándose el bolsillo. En casa algunos como un servidor ya desayunaba y cubría algunas que otras necesidades mañaneras mientras pensaba ‘veremos cómo acaba ésto’. Aunque me daba la sensación de que intentarían correr hasta con catamaranes si fuera necesario.

Coche de seguridad durante el GP de Corea 2010

En aquella cancelación en Sepang (sin aplazamiento de celebración del GP por cierto, gran fallo de la FOM a mi modo de ver) a todos nos repateó que se dieran de la mano las lluvias que caían, y sobre todo el efecto de haber retrasado tanto el horario de la carrera en pro de tener un horario de mayor audiencia en Europa, lo que hizo que las condiciones de visibilidad ya no fueran las óptimas. El GP de Corea iba por el mismo camino si la lluvia no cesaba, y no surgía ninguna intención de dar por cancelado el GP, que tras cuatro vueltas tras coche de seguridad y reglamento en la mano habría supuesto una victoria para Sebastian Vettel, segunda plaza para Mark Webber y el tercer cajón para Fernando Alonso. Puntuando siempre la mitad de los puntos correspondientes, pero ahí queda el detalle.

Por una vez aplaudo la cabezonería de dirección de carrera y Bernie Ecclestone. Total, al final todos los aficionados asistentes o no en el circuito nos dimos un atracón de tres horas y media de Fórmula 1 (sin previos, sólo carrera y acontecimientos en pista). Sí, comercialmente se fueron al garete los ajustados horarios previstos de las televisiones que retransmitían el evento, cosa que al menos cadenas como La Sexta bien cubrieron con algunos cortes publicitarios más, así que lo comido por lo servido. Ni me importa ni creo que nos importe esto último. Total, alguna que otra vez se trastoca la programación por otro motivo que afecta a un contenido que nos interesa ver y no se acaba el mundo por ello, ¿verdad?

Primeras vueltas GP de Corea 2010

Mientras llegaba la salida definitiva del GP y no, se sucedían las críticas constantes sobre lo que se echaba en falta en el circuito. Carencias que tocaron hasta tema de hoteles y alojamiento de todo el séquito que supone el Gran Circo de la Fórmula 1, incluídos los medios, y también algunas que otras pegas lógicas de esperar en algunas zonas de paso para moverse por el recinto. Carencias justificadas, que se esperaban y banales. Sobre todo cuando las cámaras delataban un detalle que se echa de menos en el 60% de las citas asiáticas que ha tenido o tiene la Fórmula 1.

Las gradas y montes colindantes del Korea International Circuit de Yeongam estaban casi llenas de público. Sufriendo-disfrutando de lo lindo los retrasos, la posterior carrera y el aguacero que tardaba en cesar. Al final y al menos así lo ve el que escribe, disfrutamos de una carrera espectacular y entretenida como las que echan de menos no pocas veces en la Fórmula 1. Y una cita que ha supuesto todo un revés en la lucha por el campeonato del mundo. ¿Qué más puede pedir la Formula One Management, un circuito y la afición?

Nick Heidfeld y banderas amarillas durante el GP de Corea 2010
Por fin parecía que la carrera daría comienzo aunque la lluvia aún no se iba del todo. Ya se animaba el ambiente a pesar de la incertidumbre, y sobre todo tras conocer por las conversaciones por radio de los pilotos que casi todos ponían pegas resumidas en ‘qué difícil está esto’ mientras seguían al coche de seguridad. Que Bernd Mäylander así por lo bajo se hizo más de 70 km, y no se pudo resistir tampoco el coche médico que se dió una vueltecita la mar de vistosa probando el circuito.

En estos casos alguien siempre tiene que llevar la contra, y Lewis Hamilton soltaba una del calibre ‘deberíamos haber podido salir ¡se puede correr!, a lo cual respondí de pensamiento ‘creo que hoy tenían que hacerle caso a este chico’. Al final parece que Lewis tenía razón… Pero lo que más me gustaba es que parecía que alguien había cogido el guión del Gran Circo de la Fórmula 1 y lo había hecho trizas al llegar a Yeongam. Me estaba divirtiendo a pesar de la espera.

No es menos cierto que durante la carrera se vieron algunos fallos lógicos de circuitos novatos como como el momento en el que la grúa retiraba el coche de Mark Webber dejando los cercos de barro de las ruedas en la pista por tener que cruzar desde la escapatoria del lado opuesto a donde estaba el coche. U otro con otra grúa operando en la escapatoria ante la salida de un coche (juraría que el accidente de Petrov) sin banderas amarillas. El momento del comisario local saliendo del climatizado despacho de dirección de carrera para comprobar cómo progresaba el temporal de forma más directa también ha llegado a ser criticado. Aunque me pareció una reacción de lo más natural y espontánea mientras que la dirección de carrera ni se inmutaba ni daba muchas más explicaciones ni pareceres. Naturalidad y espontaneidad, dos cosas que también se echan de menos en la Fórmula 1 últimamente.

Tras un día y algo de celebrarse el Gran Premio es que llegó la bandera a cuadros, podio, declaraciones y los posts que dedicamos con cariño para Racingpasión… y sentía una satisfacción un tanto especial de esta carrera. Tenía un cierto regusto de cuando veía terminar una carrera allá por los años 80 y 90, que en mi caso solían ser indistintamente tanto del Campeonato del Mundo de Velocidad de Motociclismo como de Fórmula 1 indistintamente.

Adrian Sutil y marcas de neumáticos en Yeongam

Centrándome en la pista, me gustó mucho y me recordaba en muchas secciones al rápido y enlazado semiurbano de Albert Park en Melbourne, pero hecho pista permanente. Uno de mis circuitos favoritos de todo el mundo el australiano, todo sea dicho. Yeongam siendo una pista de más de 5 kilómetros de cuerda me resultó muy rápido y animado, ya que se me pasaba volando cada vuelta de la carrera. Cosa que no puedo decir que sienta muy frecuentemente durante las carreras de diversas categorías en los faraónicos circuitos de Shanghái, Sepang, Sakhir o tirando un poco más para Europa, también Turquía. Y si encima se aprecia que en el circuito no hay ni un gato presenciando la carrera, pues más todavía, me dan muchas veces ganas de llevar a cabo aquello de ‘apaga y vámonos’.

Para colmo de males de estos pensamientos que rebotan en esta cabecita, pienso que las críticas por exigencias no cumplidas que tanto se vertían al final se concentraban más en que no estaba cubierto el lujo desmesurado que está imponiendo y malacostumbrando en la Fórmula 1. Especialmente en esos circuitos nuevos y fantabulosos de la mano de Hermann Tilke y el beneplácito de Bernie Ecclestone. Entre los que tengo sumar a los mencionados, pues la que será por segunda vez la última cita del año, el circuito de Yas Marina en Abu Dhabi (aunque me guste).

Al final, de todas esas críticas como espectador y aficionado leo entre líneas que algunas personalidades de la Fórmula 1 están malacostumbradas a unos lujos excesivos en las nuevas pistas que visita su Circo. Ya que parece que se tuvieron que llenar un poco los zapatos de barro, utilizar temporalmente unos hoteles normalitos para hospedarse o que los medios de comunicación tuvieron que apañarse un poco más que de costumbre en sus cabinas de retransmisión (porque yo carencias en las mismas por esas razones no noté ninguna, no sé vosotros).

Accidente de Vitaly Petrov en GP de Corea 2010

Respecto a lo deportivo las quejas se centraban en que no había una pista tan perfecta que hasta un coche de radiocontrol ruede por ella sin notar baches y con un agarre que ni un coche de escalextric echaría de menos su riel en la pista. Más bien había una pista difícil y desafiante para monoplazas, pilotos y equipos. Que salvando el problema de drenaje que tampoco me pareció ni mucho menos tan grave, (¿cuántos circuitos no lo tienen?) exigía afinar mucho en puesta a punto y pilotaje. Pero a la que al final simplemente se tuvieron que adaptar como en todos los Grandes Premios. Bueno y también que al parecer no estaban listas todas las infraestructuras planeadas para la logística y almacenaje de material de los equipos. También hubo que improvisar un poco en ese tema y parece que se resolvió la cosa más que bien.

Sinceramente, detalles banales y superfluos que seguro que en próximos años se verán satisfechos. La impresión con la que yo me quedo con algo más de objetividad que las críticas y dejando a un lado la frivolidad material del glamour de la Fórmula 1 es que el Korea International Circuit de Yeongam puede llegar a ser un señor circuito con todas las letras, que ofreció una carrera con mucha guerra en pista, agregadas las circunstancias. Un circuito en el que los equipos sí creo que tuvieron que dar de verdad el 120%. Y con un público local que reaccionó de una forma más que notable, a la altura de las citas en Japón o el urbano de Singapur y que ya desearían tanto el ya veterano Sepang en Malasia como Shanghái, Turquía, Sakhir…

Podio en los himnos del GP de Corea 2010 de Fórmula 1

Ni pizca de gracia me hace que se caigan pruebas (y no digamos míticas) europeas y americanas de Fórmula 1 y otros eventos, así como que se les ingenien una y mil carencias. Para algo se plantean las ampliaciones del calendario de una competición. Pero junto a Suzuka y Fuji en Japón y el reciente Marina Bay en Singapur, el GP de Corea del Sur sí me parece una cita asiática que merece la pena para la Fórmula 1 tras meter todos los detalles del fin de semana en la coctelera.

Por mi parte y aún estando acabado se merece un aprobado, dejando a un lado esos absurdos baremos de calidades y equipamientos que exige la Fórmula 1 a unos sí a otros no. Y si se llenan sus señorías los zapatos de barro, no se preocupen, que con unos simples y eficaces felpudos e incluso unos prácticos cepillos en la entrada de las instalaciones del circuito se soluciona el problema. Y los equipos a correr y poner el coche a punto, que por lo visto se pudo hacer perfectamente.

¿Qué opináis vosotros? ¿Lo mismo que piensa y critica todo el mundo como metralletas? ¿O también os habéis llevado la sensación de que el GP de Corea ha dado bastante más de lo que se vaticinaba en un principio?

En Racingpasión | GP de Corea del Sur 2010

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos