Compartir
Publicidad

Volando por Eau Rouge

Volando por Eau Rouge
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mucho se especulaba acerca de cómo sería el paso de los monoplazas con sus nuevos y limitados V8 por la mítica curva de Eau Rouge. La última referencia en lo que a velocidad se refiere databa de 2005, cuando los Fórmula 1 eran empujados por los históricos V10. No obstante, ese año se calzaban neumáticos de un agarre limitado, ya que debían aguantar durante toda la carrera sin permitirse su cambio, así que la velocidad no era muy significativa. Con todo y con eso, ese año se marcaron puntas en Eau Rouge de 317 km/h.

Debe recordarse que en 2002 se superaron por primera vez los 300 km/h, y para 2004 las previsiones eran ya de unos 310 km/h (pero llovió el sábado, día en el que se suelen marcar las puntas de velocidad máximas). Como dato significativo, Pizzonia marcó una punta de 321 km/h ese año 2004 en el Speed Trap de Eau Rouge. Pero esa velocidad se marcó en carrera, por lo que no es de extrañar que el potencial de los Fórmula 1 de entonces hubiera permitido velocidades aún mayores. Para este año, con los V8 y la normativa aerodinámica vigente, se barajaba la cifra de 300 km/h en el paso por Eau Rouge, dando por sentado que se pasaría a fondo sin tener que soltar el pie del acelerador en ningún momento (como sí había que soltarlo en 2005). Y Fernando Alonso lo confirma: “Ahora con el motor V8 y con las mejoras en los coches se pasa a tope. Es como cuando pasas un rasante y se te sube un poco el estómago. Lo mismo, pero a trescientos y pico". Y para ser más concretos, la velocidad máxima en el Speed Trap la marcó el asturiano el viernes en la segunda sesión de libres (316 km/h), pero se la arrebató el Ferrari de Raikkonen el sábado (318 km/h). En carrera las puntas en Eau Rouge bajaron significativamente (313 km/h), en buena parte debido al miedo que muchos equipos tenían a esta segunda carrera para los motores del ciclo Monza-Spa.

Como dato informativo, el Speed Trap de Eau Rouge está ubicado una vez se corona el Radillon (punto amarillo del mapa), por lo que no mide exactamente la velocidad de paso por Eau Rouge. Pero se estima que desde la entrada a Eau Rouge hasta ese punto, los monoplazas pueden haber perdido unos 10 km/h, según Pat Symonds. Así que para estar hablando de velocidad de paso por curva no está nada mal...¡¡casi 330 km/h!!

Foto | Grand Prix

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos