Publicidad

V8 Supercars: los orígenes (I)

V8 Supercars: los orígenes (I)
Sin comentarios

V8 Supercars. Competición que a muchos aficionados no le suena a extraña, pero sí bastante desconocida. Una competición que nació para los gustos de los habitantes de nuestras antípodas, Australia y resto de Oceanía. Confundida en ocasiones como una competición de turismos, en otros comparada con el DTM. Algo inevitable de hacer, por detalles propios que recuerdan al campeonato alemán. Nada que me sorprenda, ya que el mismo que escribe cometía los mismos fallos, y uno de los motivos es la falta de información en español sobre esta competición. Se parecen sí, pero son completamente diferentes.

En una serie de posts voy a contaros un poco qué es la V8 Supercars y de donde viene. Os adelanto que ni mucho menos soy un experto. Me he tenido que informar para asegurarme de algunos datos que conocía, y conocer a su vez otros. La información de la que dispongo no es cuantiosa - no digo cuanta en castellano pues sería un chiste , con lo que pido disculpas si hay algún desliz notable. Pero como hablando de ruedas y motor me gusta el riesgo, pues pruebo a abordar esta curva sin frenar. Si te gusta empaparte de detalles de aquí y de allí, eres curioso y te molan los sabores nuevos, sigue leyendo. No te arrepentirás.

Los orígenes:

La V8 Supercars que conocemos, tuvo su germen allá por 1993 y surgió de forma más bien rocambolesca hasta dar como resultado la que conocemos hoy en día. Por aquel entonces, en Australia los costes de la competición de turismos, basados en el reglamento del Grupo A de la FIA, comenzaban a dispararse. Por lo que la CAMS (The Confederation of Australian Motor Sport) en Enero de ese año intervino, reemplazando esa categoría por un nuevo campeonato con dos categorías nuevas.

La pequeña, clase B, serían turismos de 2.000 c.c. y atmosféricos, inspirados en el británico BTCC, es decir lo que hoy son los Super 2000. La categoría mayor, clase A, seria para coches de mayor cilindrada basados siempre en modelos de serie, en torno a los 5.000 c.c. y V8 atmosféricos. También se mantuvo durante un año una tercera clase, la C para permitir a algunos equipos correr con las especificaciónes anteriores, mientras hacían la transición a la nueva normativa. La idea de la organización era, mantener una competición similar a la que corría, pero controlando mucho la preparación de modelos de serie y limitando el coste total.

Muchas marcas competían. BMW, Toyota, Volvo, Audi, Hyundai, Ford, Nissan, Mitsubishi, Mazda... estuvieron presentes en la categoría de turismos, y el Grupo A anterior. La organización tenía la esperanza de que estos fabricantes, a través de ella se animaran a dar el salto a la categoría mayor. Aprovechando los menores costes que requería incluso los Super 2000, si no estaban aún preparados para la categoría de 5 litros de cilindrada, atmosféricos y V8 y así que no tuvieran que marcharse por el alto coste que ya representaba un Grupo A de nivel. Pero la reglamentación no convencía a estos fabricantes, pues estaba pensada de forma que favorecía a los fabricantes australianos, o con industria local, cosa que aprovecharon Ford y Holden.

Continuará...

Vía | V8 Supercars y Wikipedia en español e inglés.

En Racingpasión | V8 Supercars: los orígenes (y II), V8 Supercars: pilotos y equipos, V8 Supercars: el escenario de las carreras y V8 Supercars: los protagonistas mecánicos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio