Compartir
Publicidad
Publicidad

Un día en los camiones

Un día en los camiones
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado año tuve el placer de disfrutar por primera vez las carreras de camiones en directo. Este año con la cita marcada en el calendario, un poquito más de práctica a la hora de moverme por el circuito y cámara en mano, la experiencia prometía subir algún escalón. Así ha sido.

El olor a goma quemada y sentir el vapor del agua de los frenos es algo que sólo se puede disfrutar con estos gigantes. Sus cinco toneladas y media y las tremendas nubes de humo negro hacen que nadie pueda quedarse indiferente a su paso. Quizás les falte mucho glamour para acercarse, y quedarse muy lejos, a la F1 pero creo que no les hace falta. El carácter de estos pilotos les hace mucho más cercanos que las rutilantes extrellas del firmamento automovilístico. Los equipos están más cerca de una empresa familiar que de una estructura automovilística profesional. Eso sí, saquemos de ese grupo al equipo Buggyra. Tras cada carrera cuatro mecánicos se abalanzaban sobre cada uno de los dos camiones. Menuda diferencia con el resto.

Como siempre el Jarama ha sido una fiesta grande. Cada vez que el MAN de Albacete se acercaba, el público hacía vibrar sus trompetas produciendo un ruido que se podía oir en cualquier lugar del circuito. Y para que no faltara nada, Antonio Albacete decidió que la mejor forma de despedir una temporada con más sinsabores que exitos era logrando las dos poles y venciendo en las cuatro carreras. Chapeau para el español. Una pena que el título vaya a parar a manos de David Vrsecky. El checo y el Buggyra-Freightliner han sido muy superiores al resto.

El resto podrían ser las diferentes anécdotas que se viven en un circuito un día de carreras. Me quedo con una concreta. Antes de la primera carrera, uno de los integrantes del equipo Cepsa bromeaba con el David Vrsecky felicitándole por un campeonato ya que tenía el título en la mano e invitándole a que no pusiera demasiada resistencia a Albacete ante su público. El checo era claro: "Me da igual quien gane, yo sólo quiero ganar el título".

Por cierto, una de esos rumores que circulan por el paddock (por poner la oreja no se pierde nada) habla de que el equipo Buggyra estaría preparando un tercer camión. Camión que podría tener como piloto a un español. En el futuro veremos si tiene algo de cierto o simplemente se dice por quedar bien con los invitados.

A continuación unas cuantas fotos de lo que dio de sí el fin de semana. Disfrutadlas.

Fotos | Hunaudieres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos