Compartir
Publicidad

Timo Glock, lanzado al título de GP2

Timo Glock, lanzado al título de GP2
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las carreras de la GP2 en Monza se presentaban con un piloto sobremotivado por correr en casa, Giorgio Pantano, y esta sobremotivación fue la que le dio al italiano la pole para la carrera del sábado y la victoria en la misma, pero también la que le quitó de alguna forma la más que probable victoria del domingo, en lo que hubiera supuesto un doblete sensacional para Campos Grand Prix. Pero saliendo de Monza hay un piloto que puede sentirse más feliz que el resto, y ese no es otro que el líder del campeonato, Timo Glock, que ha ampliado su ventaja a 11 puntos sobre Lucas Di Grassi a falta de las 2 últimas pruebas.

Y es que Pantano ya había conseguido un doblete en Monza el año pasado en la GP2, por lo que no era tan descabellado que repitiera la hazaña. En la clasificación dominó de principio a fin, logrando una sensacional pole por delante de Di Grassi. En la carrera del sábado, pese a los tres periodos de Safety Car, el italiano no dio opción a nadie, ganando con solvencia una carrera repleta de incidentes. Y si no que se lo digan a Di Grassi, que cuando rodaba 2º por delante de un Glock fuera del podium, vio como su caja de cambios se rompía a sólo 2 vueltas del final. Y al cruzar la meta, el tercer puesto de Timo Glock ya le podía saber a gloria tras el abandono del brasileño. En segunda posición finalizó el también taliano Luca Filippi. Javi Villa acababa 6º, posición que le daba una estupenda posición para la parrilla de la carrera del domingo. En la pole del domingo se colocaba el campeón de la Fórmula 3 española de 2006, Ricardo Risatti, al haber finalizado 8º el sábado. Pero en la salida sólo hubo un único protagonista, y ese fue Javi Villa, que en una sensacional arrancada se colocaba líder en la Primera Variante. Pero las opciones de Villa finalizaron rápidamente, cuando en la Curva Grande un problema con su monoplaza le dejó fuera de carrera. Una verdadera lástima. Sin Javi en pista, la batalla en cabeza pasó a ser entre Risatti y Pantano. Y aquí es donde la sobremotivación de Pantano le pasó factura: el italiano se precipitó intentando pasar al argentino, y un inoportuno trompo le dejó muy retrasado.

Pero a partir de este momento el espectáculo lo iba a poner la remontada del italiano, quien en otra maniobra al límite destrozó su alerón delantero contra el monoplaza de Buemi. Con el bigote colgando, Pantano siguió en carrera rodando a unos tiempos muy buenos teniendo en cuenta su dañado monoplaza. El italiano fue finalmente descalificado por no obedecer las órdenes de pasar por boxes a cambiar el bigote. Y el que a lo tonto a lo tonto recogió los frutos, fue Timo Glock, que subiendo posiciones se hizo con la victoria final, por delante de Filippi y Senna. Di Grassi acabó en una meritoria 4ª plaza, tras salir 13º.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio