Sr.Lobato, ¡Magic sólo hubo uno!

Sr.Lobato, ¡Magic sólo hubo uno!
Sin comentarios

Hay un refrán que dice algo así como “ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio”. Pues bien, eso es lo que me viene cada domingo a la cabeza cuando contemplo la novedosa sección de Telecinco en los previos de los Grandes Premios en la que dedican “guindillas” a todo lo que les apetece. Siguiendo esta misma filosofía de libertad de expresión, me voy a tomar la libertad de abrir una sección en este blog en la que dedicaré una “colleja” (amistosa, por supuesto) a quien me parezca.

Y mi colleja en el Gran Premio de España se la voy a dedicar al Sr.Lobato. Me explico. No dudo de las capacidades de Lobato como locutor, sino todo lo contrario: creo que es un grandísimo locutor que sabe transmitirle la emoción justa a las carreras y, sobre todo, le da un ritmo a las retransmisiones que para mi gusto es muy bueno. Pero por donde no puedo pasar, y esto viene de muy atrás, es de la manía que tiene Lobato de manchar la historia de nuestro deporte llamando tan alegremente “Magic” a Fernando Alonso. El pasado domingo esto llegó a extremos que rozaron la rotura de mis tímpanos. En la carrera de GP2, el Sr.Lobato tuvo las narices de cambiar la leyenda del inigualable Ayrton Senna, describiéndolo como “el otro Magic”. ¿¿¿El otro??? ¡Por favor! Creo que no voy a ser ni el primero ni el último en insistir en esto: Sr.Lobato, Magic sólo hubo uno. Pero es que ya no sé si va a ser necesario montar una plataforma pro-defensa de las leyendas de nuestro deporte para que el Sr.Lobato haga uso de su indudable ingenio para buscarle a Fernando Alonso esa cuña única e inconfundible que a buen seguro se merece.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio