Compartir
Publicidad
Publicidad

Se espera reacción en BMW

Se espera reacción en BMW
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Creo que todos hemos quedado satisfechos con el recién disputado GP de Bahrein. Atrás quedaron los fantasmas de la visita del temporal, esta vez en forma de tormenta de arena y la carrera que hemos visto ha sido magnífica. Sin incidentes de gravedad hubo de todo lo demás. Adelantamientos, acoso, igualdad, pegas y ventajas entre monoplazas equipados con y sin KERS, errores, imprevistos…

Un momento, ¿todos hemos terminados satisfechos? Me da que no. Evidentemente de los que corren, ya no ganar es un palo. No puntuar, otro palo aún más gordo. Pero perder la carrera desde el primer giro, ya es para perder los nervios. Eso le ha pasado hoy a BMW en el circuito de Sakhir. Nick Heidfeld y Robert Kubica no habían tenido un fin de semana brillante que digamos, pero partían igual que otros compañeros de parrilla: ambos con KERS, cargados de gasolina, hacerlo lo mejor posible para ganar cuantas más posiciones mejor, y esperar a ver cómo transcurre la carrera. Cuando un par de toques en las típicas escaramuzas en grupo de la primera vuelta, les obligaba a ambos a entrar a boxes. Una carrera entera a la basura, con el resultado que vemos, Robert Kubica y Nick Heidfeld con vuelta perdida poniendo punto y final a la clasificación de carrera.

Una vez más el embudo que forma este circuito tras la salida entre la difícil primera curva y la tercera hizo estragos. Apenas pasada la primera curva, ya se veía por el exterior a Nick Heidfeld salir como podía con una amputación del extremo derecho del bigote. Robert Kubica entre los tira y afloja en grupo terminaba con el mismo resultado, por unos instantes pensé que estaba viendo en imagen “el mismo BMW” pero no, fue ver entrar justo al final de la vuelta a Heidfeld a cambiar morro, y ver otra imagen en la que Kubica seguía en pista con el mismo daño. Inevitablemente volvieron a pista los últimos de la veintena total de coches, con kilos de gasolina para darle la vuelta al mundo y con la planificación de la estrategia en la papelera.

Valga también decir que en principio, poco se esperaba que hicieran. Los monoplazas bávaros son los únicos de toda la parrilla que todavía no han recibido ni una mínima actualización ni signo de intento de mejora, cuando el resto han cambiado o probado algo nuevo en sus monoplazas. Será planificación alemana estricta en lo que concierne a la política de ahorro de costes (nótese la ironía), pero o BMW empieza a reaccionar ya, o se pueden ver metidos en incidentes de carrera como el de hoy más veces de las deseadas. Evidentemente, no esperaban los alemanes tener este bajón tan cerca del comienzo de la temporada, pero si quieren evitar la tónica, no toca más que reaccionar como sea. Y no en los despachos precisamente.

En Racingpasion | GP de Bahrein

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos