Compartir
Publicidad
Publicidad

Ross Brawn: "no le voy a contar a la gente lo que voy a hacer"

Ross Brawn: "no le voy a contar a la gente lo que voy a hacer"
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras tanta polémica, demandas y no sin ya cierto toque de humor y guasa, hoy según nos cuentan en AS el patrón de Brawn GP, Ross Brawn ha dejado caer unas declaraciones durante el GP de Malasia que muestran sin medias tintas lo que algunos nos imaginábamos. El afamado y exitoso ingeniero Ross Brawn ha dejado muy claro que tiene su conciencia muy tranquila en lo que sus coches se refiere y lo que dicta el reglamento.

Además responde a la pataleta generalizada de las escuderías que andan buscándoles las cosquillas , diciéndoles que la confusión que tienen en sus cabezas es el fruto de no apoyar una propuesta que les hizo para simplificar las normas del reglamento en Marzo de 2008 durante una reunión técnica con la FIA y resto de escuderías. Brawn dice que el resto de escuderías desestimaron esa medida por lo que ahora, les refresca la memoria con ironía: “es curioso que en su día no se interesaran por mi propuesta, y ahora se interesen todos y quieran saber lo que voy a hacer”. Ahora sí que la has terminado de liar Brawn…

“Por aquel ntonces expliqué que debíamos simplificar las normas y rechazaron mi propuesta. Así que mi conciencia está muy limpia. Aquellas normas que puse encima de la mesa habrían parado muchas cosas, como el difusor. Habrían limpiado los coches. Si soy sincero, no iba a decir ‘‘mirad, voy a hacer el difusor si no aceptáis estas reglas’‘ porque no le voy a contar a la gente qué voy a hacer”

Deja Ross Brawn claro lo que nos sospechábamos: el actual Brawn GP está diseñado y estudiado desde hace tiempo. Y tras la falta de apoyo ante esa propuesta para simplificar las normas del reglamento de los F1, diseñó su monoplaza con lo que bajo el reglamento que seguiría adelante le dejaba hacer. Interpretaciones válidas incluídas, faltaría más. Y obviamente, no les iba a decir a los demás qué iba a hacer para intentar ganarles en pista. Una cosa es querer ser diligente, a la par que se es astuto (es una competición), y otra es ser tonto (o que el resto pretenda que lo seas). Por ello se refiere a los jefes de las escuderías que le demandan como:

“Maleducados y desinformados. Si hubieran mirado los hechos se darían cuenta de las cosas.”

Evidentemente por aquel entonces, igual ni se imaginaban como iba a desenvolverse este año. Probablemente ni Ross Brawn se imaginaba la marcha de Honda (o igual sí, a saber). Ahora Ross Brawn, tras semanas de polémicas, dice las cosas como son: y es que cuando en su día propuso simplificar y clarificar mucho más el reglamento le dieron la espalda. Y en mi opinión, como un caballero, asumió la decisión tomada y se puso a trabajar con lo que ya sabrían por aquel entonces del actual reglamento. Sin montar polémicas.

Y ojo, pienso que el resto de equipos también estarían preparando sus desarrollos pertinentes. Evidentemente aquí en la F1 el más tonto hace relojes. Con más o menos avances, e igual por ello no quisieron arriesgarse a cambiar radicalmente la reglamentación. Pero llegamos a día de hoy, un año después, con un reglamento que sigue dejando interpretaciones y aplicaciones válidas varias en muchos aspectos. Y una vez más, unos han hecho bien su trabajo, y otros no tanto. Como se suele decir, ahora agua y ajo.

Vía | AS
Foto | Daylife

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos