Publicidad

Red Bull niega las irregularidades y está segura de que ganarán la apelación

Red Bull niega las irregularidades y está segura de que ganarán la apelación
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Sin duda, el no estar en los puntos por primera vez en más de año y medio fue un duro golpe para Red Bull, pero más aún perder el podio de Daniel Ricciardo por la descalificación al no cumplir supuestamente la normativa del flujo másico máximo por hora permitido este año en la Fórmula 1. Poco a poco se van desvelando las razones, mientras que la escudería austriaca sigue esperando que la apelación les devuelva el puesto que ganaron en la pista.

Según la FIA, Red Bull desoyó las indicaciones realizadas por los comisarios que les advirtieron durante la carrera que estaban superando el valor límite de flujo. El equipo dirigido por Christian Horner alegaba que el caudalímetro utilizado por la Federación no estaba realizando la medida correcta (algo de lo que ya se habían quejado a priori) y que sus sensores indicaban que todo transcurría sin ningún problema.

El representante de la FIA verificó que el flujo de combustible era demasiado elevado durante la carrera y se puso en contacto con el equipo, dándole la oportunidad de seguir las instrucciones para situarse dentro de los límites, pero el equipo optó por no hacer esa corrección.

Esto explica que en un momento de la carrera, los ingenieros de pista de McLaren advirtieran a sus pilotos de un posible problema en el coche de Daniel Ricciardo. El australiano, junto al equipo, decidió no levantar el pie, algo que obviamente les permitió mantener la segunda plaza sin que muchos observáramos ese problema del que se estaba hablando. Al parecer, la FIA tampoco había dado permiso a Red Bull para instalar su propio modelo de medición. Horner, muy crítico con la decisión de la Federación, salía en defensa de su decisión minutos después.

Les dijimos que no confiábamos en su sensor y que nuestra pieza calibrada estaba correcta. Es que de otra forma hay una situación en que nos avisan de reducir significativamente el flujo de combustible cuando acreditamos cumplir las reglas. De esta forma terminamos en una situación en que dependiendo de la calibración del sensor, se dicta quién va a ser competitivo y quién no.

Vía | Autosport.pt

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio