Compartir
Publicidad

Racing Engineering, el sueño español

Racing Engineering, el sueño español
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Estos días no para de hablarse de los 22 equipos que han presentado su preinscripción para el campeonato de F1 2008; en concreto, los 11 actuales más otros 11 nuevos. Como se supone que al final habrá nuevo pacto de la concordia y que todos los que ahora están, firmarán, parece que sólo habría sitio para el equipo número 12, y todo el mundo sospecha que será Prodrive.

Así que quién quiera entrar en F1, sólo tiene una posibilidad viable: comprar Midland, el único equipo de la parrilla que no se sabe a qué juega. Aunque Midland desmiente que vaya a vender, nadie se fía. Es normal; no digas que quieres vender algo, porque bajarás su precio.

Esta semana ya han salido dos candidatos para comprar: el primero es Carlin Motorsport, un afamado equipo inglés de F3, cuyo dueño, Trevor Carlin, llegó a ser gerente de Midland en 2005, hasta que vió por donde iban los tiros y salió corriendo.

El segundo candidato es el equipo de la GP2 Racing Engineering, propiedad de Alfonso De Orleans, que ni siquiera ha presentado preinscripción para 2008 convencido de que la plaza 12 ya está adjudicada. El camino que a él le gusta es la compra de Midland, que además le ahorra los 48 millones de la preinscripción: “Si ellos deciden vender y el precio nos convence, la operación podría realizarse. Eso sí, no nos haríamos cargo de sus deudas, y estaríamos interesados siempre y cuando la operación nos permitiese llegar bien a la primera carrera de 2008”.

De Orleans estima que se necesitaría un presupuesto anual de 100 millones de euros, más la cantidad inicial para comprar el equipo (instalaciones, túnel del viento y demás). Pero lo relamente importante es que pretende establecer la base del equipo en España. Si no, sólo sería español de nombre; como sucede con Renault, que quitando el motor es tan inglés como la Reina Madre.

Se precisan al menos 10.000 m2 de instalaciones. No es problema: apuesto que Madrid, Cataluña y Valencia estarían dispuestas a despellejarse por dar gratis los terrenos, pagar la fábrica llave en mano y dar una interesante cantidad de patrocinio público para el equipo. Todo con tal de no ver al rival agenciándose el primer equipo español de F1, que algo bueno tenía que tener la lucha entre Autonomías.

En cuanto a los 100 millones anuales, Racing Engineering ya cuenta con Repsol, que tendrá que volver algún día a la F1, Telefónica y “varios patrocinadores que están deseando entrar, como una línea aérea y una inmobiliaria”. De todo ésto la afición sacaría una verdadera infraestructura deportiva en España. Un camino viable para pilotos, ingenieros, técnicos, etc. Un sueño hecho realidad.

Vía | As Marca y Autosport

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos