Compartir
Publicidad
Publicidad

Previa Fórmula 1: Red Bull, llegar es fácil, lo difícil es mantenerse

Previa Fórmula 1: Red Bull, llegar es fácil, lo difícil es mantenerse
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seis años necesitó Dietrich Mateschitz para convertir una escudería en ruinas, Jaguar Racing, en un equipo campeón del mundo. Red Bull Racing. Con dos títulos en su palmarés y con un buen puñado de victorias, podios y poles en sus vitrinas. El dinero no da la felicidad, pero en la Fórmula 1 el dinero es una inversión fundamental si se quiere saborear las mieles del triunfo.

El suficiente para fichar a Adrian Newey, hombre capaz de diseñar los mejores monoplazas de la historia, y para crear un programa de desarrollo de jóvenes pilotos que ha dado como resultado un diamante en bruto, y ya tallado, llamado Sebastian Vettel. En 2009 llegaron a lo más alto y tan sólo una primera mitad de temporada “pobre” les impidió luchar más de lleno por el título En 2010, una “extraña” gestión del equipo y errores varios, pudieron romper el sueño. Pero quien paga manda, y Mateschitz dice que en Red Bull hay que ganar primero a tu compañero para ser campeón del mundo. Y cosas del destino, sin maniobras raras, así ocurrió la pasada temporada.

test-pretemporada-circuit-catalunya-sabado-50.jpg

Pero si mucho dinero y trabajo cuesta ser campeón del mundo, mucho más les costará mantener ambos títulos. Por detrás, Ferrari, McLaren y Mercedes GP acechan como lobos la posición de Red Bull y no deberían dejar escapar una ventaja como la del año pasado. En favor de Red Bull, el Red Bull RB7. Un monoplaza que no deja de ser una evolución del RB6, sin el doble difusor que tanta ventaja les dio, pero con lo suficiente como para estar por delante de todos tras la pretemporada.

Se suele decir que sino está estropeado no es necesario arreglarlo. Así lo ha pensado Newey. El Red Bull RB6 es uno de los coches más completos y veloces de la historia y con el RB7 ha tratado de mejorar en donde tenía que hacerlo e implementar los cambios de 2011. Aún así ha tenido tiempo para sacarse algún as de la manga. La posición de los escapes pretende minimizar la prohibición de los escapes soplados. Además se ha “inventado” una gran salida para los aires de la refrigeración en la parte posterior que los expulsa directamente contra el alerón trasero mejorando la actuación del mismo.

Y con un buen coche, quizás el mejor de la parrilla y con rivales teóricamente inferiores, toca pensar en sus dos pilotos: Sebastian Vettel y Mark Webber. Ganar el título en la última carrera del año cuando muy pocos confiaban en el, hace que el ego de Sebastian Vettel haya aumentado un poquito más. Al más puro estilo Lewis Hamilton, Vettel sólo concibe a un compañero si está detrás. Y cuando se tiene su talento, pues es posible.

test-pretemporada-circuit-catalunya-sabado-22.jpg

El pasado año, Mark Webber desaprovechó una oportunidad única de escribir su nombre con letras de oro en la historia de la Fórmula 1. Quizás una de las últimas. En 2010, tendrá una nueva oportunidad, sólo tenemos que esperar que no pierda ni la ilusión ni las ganas tras el mal sabor de boca de 2010. En el fondo de nuestros corazones, casi todos queríamos que Webber fuese campeón del mundo. Su carácter afable le convierte en uno de los favoritos del público.

2011 será la temporada de la consagración definitiva. Un título te hace llegar a la historia, un segundo título de Red Bull, tanto de pilotos como de escuderías les permitiría comenzar una saga, algo que tan sólo las grandes escuderías se han podido permitir. Red Bull está camino de ello pero tiene que aprender a ser grande, y las consecuencias que derivan del éxito.

En Motorpasión F1 | Previo 2011
Fotos | Xavier Puente – www.fotospro.com para Motorpasión F1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos