Compartir
Publicidad

Peugeot vence por delante de todos los gasolina en Spa

Peugeot vence por delante de todos los gasolina en Spa
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los 1000 kilómetros de Spa-Francorchamps, disputados en la tarde de ayer, tenían varios focos de atención. El primero ver en que estado de forma estaba Peugeot y sus 908 HDI FAP tras la derrota a manos de Audi en Sebring. El segundo, ver la primera prueba de fuego de los nuevos Lola-Aston Martin, batiendose el cobre con rivales oficiales.

Los franceses demostraron que son rápidos y que aún tienen cosas por hacer. Mientras que Nicolas Minassian, Simon Pagenaud y Christijan Klien eran los más rápidos en pista, dos segundos menos por vuelta que sus rivales de gasolina, el trio de Marc Gené, Alexander Wurz y David Brabham sufrían problemas mecánicos en su unidad apartándoles demasiado pronto de cualquier lucha por la victoria.

Como ya dijimos en la previa, Pescarolo es un maestro pescando en ríos revueltos, y ayer lo volvió a hacer. Jean Christophe Boullion y Christophe Tinseau se reponían de un trompo en la primera parte de la carrera para terminar en la segunda posición. Posición ganada en un bonito duelo con el Oreca 01-AIM de Nicolas Lapierre y Olivier Panis. Un error de éstos últimos les retrasó hasta la cuarta posición.

El tercer puesto cayó en manos de Aston Martin. Malas noticias tras la victoria inextremis de Barcelona. Stefan Mücke, Tomas Enge y Jan Charouz finalizaban en tercera posición tras salir de boxes. Aún así, dejan una sensación de que a pesar de que son un equipo oficial, las diferencias con los privados de gasolina son más bien mínimas. Y eso es mucho decir teniendo en cuenta que aún no se han medido contra los todopoderosos Audi.

A pesar de que tuvieron que pasar por boxes más veces de la cuenta y de que estas paradas fueron más largas de lo deseado, el equipo Hache Team pudo llegar al final de la prueba. El buen hacer de Maxi Cortés, Nil Montserrat y Pierre Combot permitió al equipo vallisoletano finalizar en una magnífica undécima posición de veinte entradas. El equipo está lastrado por un coche totalmente carente de fiabilidad por lo que aspirar a estar más adelante se antoja complicado. La victoria en LMP2 fue a manos de Team Essex y el Porsche Rs Spyder.

En LMGT2, Antonio García, Jaime Melo y Leo Mansell lucharon por la victoria, aunque esta fuese para el Porsche 911 GT3 RSR de Marc Lieb y Richard Lietz. El equipo se ve lastrado por la actuación del joven Mansell. Pequeños detalles que no se pueden permitir cuando luchas por la victoria y tus rivales son un equipo "oficial". Finalmente Antonio García podría celebrar la victoria gracias a la descalificación de el Porsche de Felbermayr-Proton debido a irregularidades en los relevos de pilotos.

Vía | Sportmotores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio